En la calle Agua Marina, entre Anáhuac y Tezozomoc, de la colonia La Joya, en las inmediaciones del Cereso de San Miguel, a un hombre le perforaron el fémur de una pierna, provocando que muriera desangrado en el asiento trasero de un vehículo que podría ser de su propiedad.

Cerca de donde se encontraba el automóvil en cuestión, fue hallado un vehículo Beatle, sin placa de circulación, que podría estar relacionado con el crimen y que tendría como móvil un aparente problema con el narcomenudeo.

Los vecinos de la zona que hallaron los dos vehículos se comunicaron al 911, arribando paramédicos de SUMA, quienes revisaron al hombre herido y reportaron que ya se había desangrado y muerto.

El occiso, de entre 30 y 35 años de edad, presentaba huellas de golpes, por lo que se presume que fue torturado antes de ser asesinado.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), además del Ministerio Público de Homicidios y Peritos acudieron al lugar a realizar las diligencias del levantamiento de cadáver.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para que le fuera practicada la necropsia correspondiente.