Luego de casi una semana después de que el activista Sergio Rivera Hernández desapareciera, miembros del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), así como familiares, denunciaron la falta de respuesta de parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y exigieron a las autoridades federales, la búsqueda del opositor del proyecto hidroeléctrico Coyolapa-Atlzalá.

En conferencia de prensa, Karla Micheel Salas, comentó que si bien se presentó una denuncia ante la fiscalía de Puebla, no han tenido una respuesta favorable. 

El pasado 23 de agosto, el activista Sergio Rivera Hernández desapareció mientras circulaba por la carretera que lleva de Tepexilotla al municipio de San Pablo Zoquitlán, cuando cuatro sujetos a bordo de una camioneta interceptaron la motocicleta en la que viajaba el joven y lo privaron de su libertad. 

Al respecto, Amador Montalvo, miembro de MAIZ, destacó que llevan al menos dos años en contra del proyecto hidroeléctrico, pues denunciaron que los beneficiados serán habitantes de la urbe y no pobladores de la comunidad. 

Acusaron al presidente municipal de Zoquitlán, Fermín González León de estar presuntamente coludido con los cuatro captores de Rivera Hernández.