En el Hospital de Traumatología y Ortopedia “Rafael Moreno Valle”, murió un campesino de 37 años edad, a consecuencia de severas quemaduras en casi todo el cuerpo, luego de que donde se encontraba realizando sus labores en el campo explotó una toma clandestina de gasolina. 

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado (FGE), no ha confirmado si esta toma se ubica en territorio poblano, luego de que el parte médico indica que Juan Andrés Ramos Gonzáles, el 25 de agosto, fue trasladado a este nosocomio desde el Hospital de Río Blanco Veracruz. 

La esposa del hoy occiso, quien se hizo cargo de la identificación del cuerpo, dijo que el pasado 24 de agosto, a las 18:20 horas, le dijeron que su marido había sufrido un accidente. 

Por comentarios de vecinos, se enteró que cuando se encontraba trabajando en el campo, le explotó una toma clandestina de gasolina, pero no dijo dónde ocurrió el incidente.

Personal de la Agencia Estatal de Investigación se hizo cargo de las diligencias del levantamiento de cadáver de Juan Andrés Ramos González, quien tenía 37 años de edad.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para que le fuera practicada la necropsia correspondiente. 

El caso fue registrado en la Carpeta de Investigación 13340/2018/Z.C.