La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que un elemento custodio del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, fue puesto a disposición del Ministerio Público, tras descubrir que ingresó ocho dosis de una sustancia con de la droga cristal y un teléfono celular que entregaría a una persona privada de la libertad. 

A través de un comunicado, la SSP señaló que el agente fue detectado por las autoridades penitenciarias haciendo actividades distintas a las de sus funciones como servidor público, pues intentó ingresar una bolsa con comida que, al  revisarla, encontraron las dosis de la aparente droga y el teléfono celular color dorado. 

De las investigaciones, se estableció que la droga y el celular serían entregados a una persona privada de la libertad, a quien se buscó en su dormitorio; sin embargo, fue encontrado fuera de esta área en espera los artículos.  

En ese momento, las autoridades penitenciarias comunicaron al agente que estaba detenido y que sería puesto a disposición del Ministerio Público para continuar con las investigaciones correspondientes. 

Finalmente, la Secretaría de Seguridad Pública recalcó que no habrá actos de tolerancia para la corrupción ni actos que atenten contra la correcta reinserción social.