El padre de familia que fue detenido por la muerte de su hijo quien manipuló su arma de cargo y se disparó en la cabeza, fue puesto en libertad. El hecho ocurrió en la junta auxiliar de San Jerónimo Caleras. 

Durante la audiencia inicial se determinó que no fuera vinculado a proceso y por ello salió libre. 

Reportes iniciales indicaron que la madre del menor habría buscado llegar a un acuerdo por lo que se evitó que el hombre fuera a la cárcel.

El pasado fin de semana, el hombre identificado como Policía Estatal y quien funge como escolta, llegó a su vivienda de la colonia San Cristóbal Tulcingo.

Después, puso su arma de cargo en un cuarto para meterse a bañar y en ese momento escuchó un disparo, por lo que al salir encontró a su hijo de 6 años de edad, con una herida en la cabeza.

El menor fue atendido por los paramédicos del quienes lo trasladaron hospital del ISSSTEP,  donde finalmente murió 

Se determinó que el niño manipuló de manera accidental la pistola con la que se hirió.