El presidente Barack Obama pidió hoy al Congreso un presupuesto de 10 mil millones de dólares para reducir el consumo de drogas en Estados Unidos en el año fiscal 2013, al reconocer que generan violencia en el país y en el hemisferio.