Tras las elecciones legislativas vividas este domingo en Venezuela, la fracción opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) resultó vencedora al lograr 99 de los 167 curules en la Asamblea Nacional (AN).

     La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, emitió un primer boletín oficial irreversible, que refleja que el oficialista Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPP), integrado por los partidos de izquierda, obtuvo 46 escaños.

     Lucena informó que el nivel de participación constó del 75,25 por ciento con una transmisión del 96,03 por ciento de los resultados electorales.

     No obstante, aún quedan por adjudicarse 19 cargos, tarea encomendada a las juntas electorales regionales de 7 entidades de esta nación suramericana.

     El escrutinio comenzó una vez cerradas las urnas electorales a las 7:00 de la noche, hora local, proceso que contó con la participación de los jefes de centro de votación y de los testigos de mesas.

     Tras la elección de la composición parlamentaria, los nuevos diputados están destinados a asumir funciones desde el próximo 5 de enero de 2016 hasta enero de 2021.

     No obstante, con este resultado electoral, los 30 partidos políticos de izquierda, incluyendo el gobernante Partido Socialista Unido (PSUV), que integran la alianza del GPP, obtienen 52 curules menos en relación al período legislativo 2011-2016 en el que copaban 98 escaños.

     Mientras que la oposición aglutinada en la MUD obtuvo al menos 30 escaños más en comparación con el período anterior.

     Con el resultado, la oposición venezolana obtiene la mayoría simple en la Asamblea Nacional (AN) determinada por la mitad más uno de los diputados del hemiciclo, es decir 84 parlamentarios.

     Sin embargo, se encuentra muy cerca de contar con la mayoría calificada que consta de las tres quintas partes de la Asamblea (100 diputados).

     La mayoría simple en el Congreso concede atribuciones a los diputados para elegir al presidente y vicepresidentes de la AN, autorizar el enjuiciamiento del presidente de la República por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acordar referendo consultivo, entre otras competencias.

     La jornada electoral de este domingo transcurrió con tranquilidad y normalidad, según lo refirieron las autoridades del CNE, ente que no reportó ninguna irregularidad significativa en los comicios.

     El único evento irregular guardó relación con la suspensión de la credencial del ex presidente de Bolivia, Jorge Quiroga, por "violación a la normativa electoral" al denunciar un presunto ventajismo electoral hacia el lado oficialista y llamar al cierre de las mesas de votación a las 6:00 hora local de la tarde.

     Para la fiesta democrática, el Poder Electoral habilitó 14.515 centros de votación en 87 circuitos de los 24 estados de la nación suramericana, en los cuales se instalaron un total de 40 mil 601 mesas electorales.

     Desde la apertura de los centros de votación, la ciudadanía contó con el apoyo de seguridad de 163.000 efectivos de la Fuerza Amada Nacional Bolivariana (FANB) que integran el Plan República (protección militar).

     En total fueron convocados a votar 19 millones 496 mil 365 ciudadanos con la finalidad de renovar la totalidad de escaños de la Asamblea Nacional.

     En esta ocasión, fueron invitados más de 130 acompañante internacionales, entre ex presidentes de América Latina y Europa, al igual que la misión observadora de la Unión de Naciones Suramericana (Unasur) y el Consejo de Expertos Electorales Latinoamérica (CEELA).