Hillary Clinton, la aspirante presidencial demócrata, tendría ya el apoyo necesario para asegurar la candidatura, aseguró la agencia The Associated Press la noche del lunes.

El diario The New York Times reporta que de acuerdo con un conteo de AP sobre los delegados obtenidos en elecciones primarias y asambleas partidistas, y un sondeo entre los llamados superdelegados, Clinton tiene el apoyo de los 2 mil 383 delegados necesarios para conseguir la nominación presidencial demócrata, de acuerdo con un comunicado de prensa.

Clinton esperaba hacerse con la nominación el martes tras el cierre de urnas en Nueva Jersey. Pero esta proyección la convertiría en la primera mujer en ser la candidata de uno de los principales partidos de Estados Unidos.

Pese a que Clinton acaricia con los dedos la nominación, las primarias de California no solo tienen un valor numérico (es el estado que reparte más delegados, con 548) sino que para Sanders suponen la última baza simbólica con la que pueda extender la contienda hasta la Convención Nacional Demócrata de julio.

A solo un día de que se celebren las elecciones primarias demócratas en California, la campaña de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, apura hasta el último momento para movilizar a sus votantes. Lo mismo que busca su contendiente, el senador por Vermont Bernie Sanders.

El voto de unos ocho millones de hispanos en las primarias que se celebran este martes puede ser el empujón final para que Clinton gane la nominación, mientras que del lado republicano se prevé que esta minoría exprese su rechazo a la retórica de Donald Trump.

Los números con los latinos favorecen a la exsecretaria de Estado frente al senador Bernie Sanders, que dará su última pelea por el voto latino en seis estados, entre ellos California, Nuevo México y Nueva Jersey, con unos 25 de los 55 millones de latinos del país.

Clinton, que le lleva la delantera en número de delegados al senador por Vermont, ha ganado en estados con grandes poblaciones hispanas: Florida, Arizona, Texas, Nueva York y Nevada, aunque perdió en Colorado.

Clinton visitó el lunes Lynwood, ciudad de 70 mil habitantes al sur de Los Ángeles, para acudir a un acto electoral que contó con una notable presencia de simpatizantes latinos.

Con gafas de sol y gorra, pese al día nublado y plomizo con que se despertó el sur de California, Manuel Hernández contó que apoya a Clinton porque “ella es la que más” le va “a favorecer como latino”.

“Yo soy pobre y todas esas cosas (…) y Donald Trump sólo tiene ideas para la raza blanca”, argumentó.

No obstante, Hernández no cerró la puerta a apoyar a Sanders si él fuera el vencedor de la disputa demócrata: “Si gana ella (Clinton), con ella; si gana él (Sanders), con él”.

Cargada con las bolsas de la compra, Graciela Mendoza no contuvo su entusiasmo al ser cuestionada sobre su opinión acerca de Clinton: “¡Queremos que gane, queremos que gane!”.

Mendoza explicó que la aspirante demócrata “da mucha ayuda a los mexicanos, y sobre todo a las mujeres”, y añadió que Clinton “se ve como una persona sencilla”.

“Como su marido (Bill Clinton) fue un buen presidente, a ver si ella también lo es”, señaló.

Del virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que es un “racista” y un “prepotente” que se cree “dueño de todas las personas”.

“(Los latinos) venimos a luchar, a trabajar, no a hacer el mal; venimos a hacer creer el país”, concluyó. (Con información de The New York Times y EFE)

Sanders busca frustrar ambiciones de Trump

En vísperas de las elecciones primarias de California, el aspirante presidencial demócrata Bernie Sanders hizo un llamado a todos los votantes estadounidenses a frustrar las ambiciones de Donald Trump de llegar a la Casa Blanca.

Las elecciones primarias en California, Nueva Jersey, Montana, Nuevo México, Dakota del Norte y Dakota del Sur, ponen en juego 781 delegados demócratas y 303 republicanos, por lo que tienen el potencial de definir este martes a los dos candidatos presidenciales de ambos partidos.

“Tenemos que hacer todo lo que podamos, como nación, para asegurarnos que Donald Trump no se convierta en presidente de los Estados Unidos”, dijo Sanders desde Emeryville, California.

El senador socialista expresó su expectativa de ganar California, donde se encuentra a solo dos puntos porcentuales de desventaja frente a Clinton, así como Montana y Nuevo México, conforme reconoció la dificultad de salir vencedor en Nueva Jersey.

El dato 

Clinton tiene el apoyo de los 2 mil 383 delegados necesarios para conseguir la nominación presidencial demócrata, de acuerdo con un comunicado de prensa.

Tome nota

El voto de unos ocho millones de hispanos en las primarias que se celebran este martes puede ser el empujón final para que Clinton gane la nominación, mientras que del lado republicano se prevé que esta minoría exprese su rechazo a la retórica de Donald Trump.

La última esperanza 

Los números con los latinos favorecen a la exsecretaria de Estado frente al senador Bernie Sanders, que dará su última pelea por el voto latino en seis estados, entre ellos California, Nuevo México y Nueva Jersey, con unos 25 de los 55 millones de latinos del país.