De acuerdo a balances provisionales, entre dos y 10 menores de edad habrían fallecido, posiblemente algún bebé, como consecuencia de sus heridas sufridas en el atentado de la noche pasada durante las celebraciones del Día Nacional de Francia.

La mayoría de los niños están en la Fundación Lanval, un hospital pediátrico de Niza, donde dos niños habrían fallecido en las últimas horas durante intervenciones quirúrgicas.

El balance provisional de víctimas continúa en 84 muertos y 18 personas en estado crítico.

El presidente francés Francois Hollande, quien llegó esta tarde a Niza, tiene previsto visitar los hospitales en los que se encuentran los heridos.

Las autoridades francesas todavía no facilitan la nacionalidad de los fallecidos, pero medios de otros países y autoridades de Estados Unidos y Alemania ya dieron cuenta del fallecimiento de varios de sus connacionales en el ataque.

También habrían fallecido personas de nacionalidad ucraniana, de Rusia y de Suiza, entre otras, en el ataque cometido en el célebre balneario internacional la noche del Día Nacional de Francia.