Miles de activistas de los derechos civiles han marchado este sábado por las calles de Washington en lo que supone la apertura de una semana de intensas movilizaciones contra el presidente electo, Donald Trump, que tomará posesión el próximo 20 de enero. 

Como parte de una acción conjunta convocada en más de cincuenta ciudades de todo el país por parte de organizaciones pro derechos de los inmigrantes y derechos civiles, alrededor de dos millares de personas se han manifestado en la capital estadounidense clamando por los derechos de los inmigrantes.

 Los participantes han desafiado en las gélidas temperaturas y han coreado "Sin justicia no habrá paz" con el reverendo Al Sharpton al frente en una marcha hasta el Monumento a Martin Luther King Jr, a escasa distancia del Capitolio, escenario de la toma de posesión de Trump. 

Durante la marcha se han escuchado voces en defensa de los derechos de las minorías, de la reforma sanitaria del presidente saliente, Barack Obama, o prometiendo a Trump una presidencia combativa para defender la igualdad y la justicia. "Estamos juntos no como personas de odio, sino como personas de esperanza", ha afirmado el presidente de la sección de Oakland, California, de la Red Acción Nacional que lidera Sharpton, Charley Hames Jr. "Creemos que esta es la primera de muchas marchas", ha asegurado. Uno de los manifestantes, Ken Coopwood Jr, de 17 años y vecino de Washington, ha calificado a Trump de "payaso". "Creo que no se va a preocupar nada, a menos que sea algo personal", ha argumentado. 

La marcha está respaldada por otros grupos como la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color y el Consejo Nacional de La Raza, así como por congresistas demócratas. 

Polémica de Trump en Twitter 

Este mismo sábado, Trump ha empleado su cuenta de Twitter para reprender al congresista estadounidense John Lewis, héroe de los derechos civiles en Estados Unidos, quien le calificó este viernes de "presidente ilegítimo". 

"El congresista John Lewis debería pasar más tiempo arreglando y ayudando en su distrito (en Georgia), que por cierto está en un estado horrible y se está cayendo a pedazos (por no mencionar que está infestado de criminales, en lugar de hablar de los resultados electorales. Mucho hablar, hablar, hablar, para luego no hacer nada ni conseguir resultados. ¡Triste!", escribió Trump desde su cuenta oficial.

Estas declaraciones responden a las formuladas por Lewis en el programa Meet the Press, de la NBC, donde cuestionó la victoria electoral de Trump el pasado 8 de noviembre. "Yo creo en el perdón, creo en la posibilidad de colaborar con la gente pero va a ser muy difícil en este caso (de Trump), porque no veo a este presidente electo como un presidente legítimo". 


Se da la circunstancia de que el cruce de declaraciones entre Lewis y Trump ha tenido lugar el fin de semana en el que Estados Unidos conmemora la figura del líder de los civiles, Martin Luther King. De hecho, Lewis fue uno de los participantes en la histórica marcha de Selma a Montgomery en 1965, un momento histórico en la lucha por los derechos de la población de raza negra en EE UU. 

Semana de manifestaciones contra Trump

Una treintena de grupos, la gran mayoría contrarios a Trump, han obtenido el permiso para manifestarse antes, durante o tras su toma de posesión. En propio día de la jura, miles de manifestantes han anunciado su intención de bloquear la capital federal estadounidense.

Y al día siguiente de la toma de posesión de Trump, activistas y organizaciones de base han convocado en Washington una gran manifestación en defensa de los derechos de las mujeres. 

Las estimaciones apuntan a cientos de miles de participantes en la Marcha de Mujeres sobre Washington y ya han confirmado su asistencia numerosas personalidades del país, incluidas mujeres del mundo del cine y del espectáculo como Scarlett Johansson, Frances McDormand, Julianne Moore, Cher o Katy Perry.