Miles de manifestantes se congregaron en Washington, la capital de Estados Unidos, para mostrar su enojo hacia el presidente electo Donald Trump, quien llegará a la Casa Blanca el viernes próximo.

Los inconformes, principalmente miembros de grupos de derechos civiles, gritaron "no justicia, no paz", mientras avanzaban a lo largo del National Mall hacia el Monumento Martin Luther King Jr.

La movilización tuvo lugar después de que Trump intercambió acusaciones con el congresista John Lewis, ícono de los derechos civiles en Estados Unidos, quien durante una entrevista declaró que la presidencia de Trump es "ilegítima".

El congresista John Lewis debe pasar más tiempo organizando y ayudando a su distrito, que está en horribles condiciones y se desmorona (sin mencionar que está infestado de crímenes) en lugar de quejarse falsamente de los resultados de la elección", escribió Trump en redes sociales.

Lewis es un veterano congresista demócrata que representa a Georgia. A medida que se acerca la fecha de investidura de Trump, múltiples organizaciones han convocado a protestar en su contra.