El Senado de Estados Unidos votó a favor de confirmar al exdirector general de ExxonMobil, Rex Tillerson, para el cargo de secretario de Estado del país.

Tillerson fue aprobado para el máximo cargo diplomático de Estados Unidos con una votación de 56 contra 43. Tres demócratas y un independiente se unieron a los republicanos para apoyarlo. El senador demócrata Chris Coons se saltó la votación.

La confirmación se produjo a pesar del escepticismo de algunos legisladores con respecto a la postura de Tillerson hacia Rusia, dados sus vínculos comerciales previos con Rusia y su relación con la dirigencia del país.

El senador Marco Rubio, que tuvo un difícil intercambio con Tillerson durante su audiencia de confirmación el mes pasado, dijo que el cargo de secretario de Estado "es la posición de gabinete más importante que el presidente tiene que determinar".

En la audiencia de confirmación, Tillerson, quien describió a Rusia como un "peligro" para Estados Unidos, indicó que está a favor de mantener las sanciones estadounidenses contra Moscú.

En la actualidad, Rusia representa un peligro, pero no es impredecible en cuanto a impulsar sus propios intereses", externó Tillerson. "Nuestros aliados de la OTAN tienen razón en estar alarmados por el resurgimiento de Rusia".

Tillerson también recomendó una "revisión completa" del acuerdo nuclear con Irán, pero no pidió el rechazo total del acuerdo.

Sobre el tema del Mar Meridional de China, Tillerson sentenció en la audiencia que China debe dejar de construir islas en el Mar Meridional de China y que se le debe negar el acceso a estas islas, las cuales son consideradas como parte integral de su territorio.

Después de la declaración de Tillerson, Cui Tiankai, embajador de China en Estados Unidos, exhortó a "algunas personas" en Estados Unidos a ser más cuidadosas y a actuar de manera más responsable al hablar sobre posibles disputas en aguas de otros pueblos.