Integrantes de la 28 de Octubre se manifestaron a las afueras del palacio municipal para exigir que no se construya una Central de Abastos en el Camino Real a Tlaltepango, ya que mermará las ventas del mercado Hidalgo.
Al grito de “esos son los que chingan a la nación”, manifestaron su inconformidad; asimismo, se mostraron molestos por que las autoridades han permitido que se instalen las plazas exprés  en las  inmediaciones cercanas de los mercados Emiliano Zapata y Héroes de Puebla, por lo que afirmaron que sus ventas se han reducido hasta 50 por.
Rita Amador López, dirigente de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA), sentenció que no permitirán que los diferentes mercados de la ciudad se vayan a la quiebra por la competencia desleal que realizan las grandes cadenas comerciales. De esta forma, declaró que no permitirán que  más de dos mil familias pierdan sus oportunidades laborales.
Los manifestantes amenazaron con salir de los diferentes mercados para instalarse en el Centro Histórico, ya que subrayaron que si las ventas no se generan en sus lugares de trabajo, tendrán que buscarlas, “vendremos a donde hay más gente, que es en el zócalo”.
Además, sugirieron al gobierno municipal que si quieren construir la Central de Abastos lo haga en la zona del sur, para equilibrar las ventas de la ciudad.
Amador López detalló que en su pliego petitorio que entregaron a la administración riverista, está la solicitud de dotar de seguridad a los mercados, ya que —resaltó— que por el índice de desempleo  que persiste en la ciudad se han incrementado los asaltos a transeúnte y actos de violencia.