“En Chietla no linchamos a nadie, somos un municipio pacifico en donde impera la ley, los derechos humanos, el diálogo, la tolerancia y las ganas de seguir progresando como lo hemos realizado desde el inicio de la presente administración”, recalcó el presidente municipal Aureliano Morales Palacios, luego de que a través de diversos medios de comunicación —electrónicos y escritos— se indicara que fue en esa región donde se linchó a dos de seis presuntos secuestradores que hace unos días plagiaron a una joven originaria y vecina de Pueblo Nuevo, localidad de la región.

El alcalde de Chietla indicó que el secuestro de la joven de 22 años sucedió en el municipio en manos de delincuentes provenientes del barrio de Los Reyes y de la junta auxiliar San Juan Raboso, pertenecientes a Izúcar de Matamoros. “Una persona se dio cuenta cuando se estaba llevando a cabo el secuestro y dio parte a la comandancia de la Policía de Chietla. Los uniformados se dieron a la tarea de apoyar, se dirigieron a la localidad de Pueblo Nuevo, se reportaron con la autoridad auxiliar e inmediatamente iniciaron la búsqueda de la persona secuestrada”.

No obstante, el edil comentó que cuando los elementos de Seguridad Pública iniciaron la búsqueda los delincuentes ya habían ganado tiempo internándose en la serranía colindante con Izúcar de Matamoros, lo cual —dijo— impidió que los policías continuaran la persecución.

“Hasta ahí llegó la Policía de Izúcar de Matamoros y luego se coordinaron, ya que la Policía de Chietla no puede entrar a otro municipio si no es en forma coordinada.”

Agregó que el director de la Policía de Chietla le informó que se necesitaba integrar a la búsqueda la Policía Preventiva y la Ministerial del Estado, de acuerdo con un convenio signado por las autoridades.