El presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, declaró este martes que el objetivo primordial del Parque de las Siete Culturas es preservar la zona arqueológica y rescatar áreas verdes en beneficio de las familias cholultecas.

En ese sentido el edil cholulteca recordó que en el Plan Municipal de Desarrollo se presentó el proyecto que permite cumplir con la obligación de cuidar el sitio arqueológico que comparte con el municipio de San Andrés Cholula.

Cabe destacar que tal y como se ha señalado anteriormente, el Parque de las siete Culturas no proyecta la instalación de centros comerciales, tiendas departamentales, restaurantes ni hoteles, y simplemente se busca rescatar las áreas verdes y la riqueza de la zona arqueológica.

Por eso Espinosa Torres reiteró que su administración ha privilegiado el camino del diálogo y la negociación con el objetivo de no afectar el patrimonio de familias en donde se proyecta el Parque de las Siete Culturas.

“No estamos en el ánimo de lastimar el patrimonio de quienes son propietarios de estos predios, pero ellos también sabían que no se podía edificar construcción alguna, que hay restricciones resultado de decretos estatales y federales donde lamentablemente algunas administraciones municipales permitieron la construcción de algunas viviendas que no cuentan siquiera con servicios de infraestructura urbana”.
 
El presidente de San Pedro Cholula también recordó que su administración ha respetado la ley y las garantías individuales de los propietarios y señaló que como gobierno municipal está obligado a hacer todo lo que este a su alcance para proteger, preservar y evitar que se siga dañando la gran pirámide de Cholula.

“En todo momento se ha respetado a los propietarios, tomamos el camino largo que señala la ley y en todo momento se respetan las garantías individuales de quienes hoy también deben estar conscientes que tenemos que cuidar lo poco que queda de área verde alrededor de la pirámide”.

Nosotros como gobierno —agregó— empezamos el proceso de expropiación de utilidad pública desde el 1 de mayo y hasta ahora no hemos tomado posesión de ningún predio. Estamos hablando con los propietarios y estamos poniendo sobre la mesa, con apoyo de los regidores, un pago justo, donde se formalizó la permuta, es decir, metro por metro, casa por casa.