Con motivo del Día de la Madre, el Sistema Municipal DIF (SMDIF) de Amozoc celebró a las abuelitas de la Estancia de Día, a quienes además entregó un obsequio. Autoridades de la dicha dependencia aseguraron que los servicios que se brindan en el lugar son sin costo alguno y con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los beneficiarios.

Asistencia médica, alimentaria, jurídica, psicológica, actividades físicas, recreativas y manualidades, son algunos de los servicios que el SMDIF de Amozoc brinda a más de 300 personas de la tercera edad que acuden directamente al lugar y otros a quienes se les atiende de manera personal.

En su mayoría, los abuelitos reciben clases de manualidades con la finalidad de que a través de la venta de productos obtengan un ingreso extra que contribuya en su economía, además de que todas las actividades coadyuvan a que ellos se sientan productivos, felices y plenos.

En cuanto a la asistencia médica que se brinda de manera gratuita, destacaron que al inicio de año se contó con el apoyo de dependencias públicas y privadas para surtir con medicamentos el consultorio como: antiinflamatorios, antibióticos, antigripales, material de curación, antiparasitarios, vitaminas para niños y adultos, a fin de brindar el tratamiento adecuado a los pacientes.

 

Asistencia jurídica y psicológica

En cuanto a la asistencia jurídica y psicológica, expuso que hasta agosto de 2015, de las 300 personas de la tercera edad que asisten a las Estancias de Día o Casa del Abue en el municipio, 50 viven en el abandono y 30 han sufrido violencia intrafamiliar; actualmente se ha logrado reducir el número de casos en alrededor de 15 por ciento.

“Se ha logrado brindar el apoyo a nuestros abuelitos que se encuentran en una situación vulnerable a través de la alimentación que reciben a diario en la Estancia del Día o Casa del Abue, que incluye el desayuno, la comida y lo que se llevan a su casa para cenar. Además del apoyo que se brinda a través del DIF municipal, también contamos con el apoyo de personas voluntarias, quienes nos ayudan con diversas acciones”.

Mientras que 30 de ellos sufren algún tipo de violencia intrafamiliar, el problema más frecuente es por despojo por parte de los hijos o nietos.

Entre los factores que hacen del adulto mayor una persona vulnerable frente al maltrato son los bajos niveles de ingreso económico que los obliga a vivir con otros o depender económicamente de sus familiares y la pérdida del rol social, lo que deriva en una baja autoestima.

Los abuelitos, en su mayoría, no reconocen o no dan a conocer que han sido víctimas de algún tipo de violencia intrafamiliar o maltrato (ya sea físico, psicológico o verbal) por diversos factores, entre los que se encuentran el impedimento físico, temor de perder el apoyo de sus familiares o por vergüenza de hacer pública su situación y, por lo general, es a su propio familiar a quien deben denunciar.

Ante esta situación, la funcionaria municipal aseguró que a través de la dependencia a su cargo se les brinda asesoría jurídica y psicológica.

La mayoría de los problemas con los nietos o con los hijos es por la herencia y los llegan a despojar de sus bienes. De los 30 casos que existen, 5 de ellos se ha logrado —con apoyo del asesor jurídico— hablar con los hijos y nietos para llegar a acuerdos.

No obstante, reconoció que el resto de los casos no se resuelven debido a factores como resentimiento del hijo hacia el padre o la madre; en ese sentido, exhortó a los abuelitos que se encuentren en situación vulnerable o sean víctimas de algún tipo de maltrato que acudan a las instalaciones del DIF Municipal, donde recibirán la asistencia y apoyo sin costo alguno.