El pasado 12 de julio, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), anunció en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que se declara estado de emergencia nacional, ya que la mitad del país se está quedando sin agua; a consecuencia el Ayuntamiento de Zautla toma cartas en el asunto, a fin de abastecer del vital líquido a ciudadanos de la región.

Sobre el tema, el presidente municipal, Marco Antonio Alejo Calderón declaró, “sabemos que el agua es un recurso fundamental para la vida y para mantener sociedades sanas, saludables y en buenas condiciones; por eso en mi gobierno, estaremos implementando acciones para que el vital líquido no sea un elemento escaso en la región”.

Precisamente este miércoles, en las instalaciones de la presidencia municipal, se desarrolló el taller de colaboración entre personal de la comuna, investigadores del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), además de directivos del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CESDER), para el cuidado del agua.

Entre los temas tratados se encuentra: Retos del ayuntamiento para promover el ejercicio del derecho humano al agua y saneamiento e importancia de las tecnologías descentralizadas (baños secos, cosecha de agua de lluvia, entre otros).

Marco Alejo comentó que estos trabajos serán permanentes, pero también es fundamental la participación de la sociedad, toda vez que el cuidado del vital líquido es competencia de todos.

Respecto al tema se enfatizó que precisamente la declaratoria establecida por CONAGUA, destaca el inicio de emergencia por ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional en cuencas 2022.

Asimismo, se refirió que, en estudios destacados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se destaca que la alerta por escasez de agua aplica para casi tres cuartas partes del país que ha padecido de la falta de lluvias, mientras que más de la mitad vive una sequía severa o extrema.

Cabe señalar que hasta el momento los estados más afectados son Sonora, Chihuahua, Baja California, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa y Tamaulipas, los cuales han registrado una sequía extrema.

Ante esta realidad, Marco Alejo refirió que no se debe esperar a que esta ola de escasez de agua llegue a Puebla para tomar cartas en el asunto, y, por el contrario, se están coordinando esfuerzos entre los tres niveles de gobierno a fin de evitar que este alarmante problema alcance a la región.