La Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz inició las investigaciones de los hechos en los que hombres armados intentaron interceptar a dos vehículos en el tramo Álamo-Alazán, en uno de los cuales viajaba el delegado estatal del programa Oportunidades de la Sedesol, Miguel Ángel Yunes Márquez; ambas unidades lograron escapar de los delincuentes y de inmediato se implementó un operativo por parte de fuerzas federales y estatales en la zona, para tratar de ubicar a los responsables.

El funcionario federal se resguardó en el palacio municipal de Álamo, junto con sus acompañantes, al lugar llegaron también fuerzas del orden para garantizar su seguridad.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado envió un helicóptero para trasladar al funcionario al puerto de Veracruz.