Ante la sequía que afecta la entidad y la baja producción del grano, la venta de maíz blanco está siendo racionada y dedicada en forma exclusiva para el consumo humano y no para alimentar ganado u otras actividades.

La gerente de Distribuidora Conasupo (Diconsa), Rosa María Uribe Mora, dijo que aún y cuando el abasto de maíz está garantizado en las casi 600 tiendas que existen en los diversos municipios de Tamaulipas, se requiere que en este año se siga sembrando el maíz blanco para garantizar el abasto del próximo año.

Señaló que por lo pronto se inició el racionamiento en la venta de maíz blanco en el estado, debido a que sólo cuenta con una reserva de 10 mil toneladas del producto para satisfacer este año la demanda en las tiendas.

“Por el momento estamos racionando la venta del maíz a 20 kilos por persona, el que tiene que ser utilizado para el consumo humano y no para alimentar ganado u otras actividades”, subrayó.

Destacó que como alternativa la empresa también tiene a la venta harina de maíz Diconsa, que es más barata que la comercial.

Por su parte, el Jefe del Programa Agrícola de la Sagarpa en el estado, Arnulfo López Olivares, dijo que ante esta problemática se busca cuadruplicar la producción de este grano en Tamaulipas, para lo cual está ofreciendo apoyos especiales para los agricultores que atiendan este llamado.

La meta es lograr habilitar cuando menos 70 mil hectáreas de maíz blanco en este ciclo Otoño-Invierno 2011-2012, recalcó.

“Actualmente, en ese ciclo de producción apenas se logran sembrar 26 mil hectáreas de este grano, por lo que se busca aumentar la producción del maíz blanco”, dijo.

Manifestó que se está invitando a los productores a cambiar la siembra de maíz amarillo o de sorgo por el maíz blanco, para lograr aumentar la producción y atender el desabasto nacional que existe a consecuencia de la sequía que afectó el año pasado.

“De esta manera se busca coadyuvar con las necesidades que enfrentará el país luego de que en Sinaloa se dejaron de sembrar alrededor de 250 mil hectáreas como consecuencia de la sequía y las heladas del año pasado”, apuntó.

Indicó que la Sagarpa está buscando que los estados que tengan posibilidades de producir este grano en las zonas de riego, lo hagan para incrementar el cultivo de la gramínea.

Sostuvo que actualmente Tamaulipas produce apenas 76 mil toneladas de maíz blanco en este ciclo agrícola, pero en este año se busca lograr una meta de producción de 300 mil toneladas.

Para lograrlo, la Sagarpa está ofreciendo a los productores como estímulo un apoyo de entre 600 y 700 pesos por hectárea en químicos para prevenir la presencia de aflatoxinas en el grano, además de que se les dará garantía de que la cosecha tendrá mercado a buen precio”, puntualizó.

López Olivares dijo que fecha límite para que los productores siembren maíz blanco vence el 15 de febrero, y admitió que hasta este momento apenas se han sembrado casi 10 mil hectáreas.