El candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, ofreció encabezar un gobierno eficaz que acredite que la democracia no sólo se quede en el terreno electoral sino que se traduzca en resultados.

Advirtió que de buenas intenciones se ha escuchado mucho en los últimos años, "y prácticamente en los gobiernos de la alternancia es clara la evaluación que hay".

Aclaró también que sus declaraciones sobre que más mexicanos han engrosado las filas de la pobreza no son un dato de campaña, ni para denostar o descalificar lo que no se ha hecho bien. “Son datos duros, de estadística nacional. Y sabemos que hay 12 millones más de mexicanos en condición de pobreza", agregó.

En el marco de Encuentros por el Futuro de México, que organiza la Fundación Colosio, el candidato del PRI-PVEM advirtió que las mediciones que hoy se tienen por distintas encuestadoras dejan ver que en el PRI se cifra la esperanza de la mayoría de los mexicanos.

Sin embargo, aclaró que las elecciones se ganan con votos, no con encuestas, por lo que reiteró que aspira a ganar el respaldo y la confianza de la sociedad mexicana.

"Si realmente queremos materializar las muy buenas ideas y proyectos que hagamos en este ejercicio de la Fundación Colosio habrá que ganar el 1 de julio. Y para ello hay que ganar con votos, no con encuestas", sentenció.

Peña Nieto insistió en que hace falta un buen gobierno que esté en la capacidad, en la aptitud, de realmente materializar los proyectos.

En entrevista posterior advirtió que el tema de la inseguridad ha quitado la libertad de los mexicanos, porque se han convertido en rehenes de la delincuencia organizada.

En cuanto a las declaraciones que realizó la panista Josefina Vázquez Mota, en torno a que México no necesita mesías, el político mexiquense consideró que cada campaña y cada candidato está en lo suyo.

"Es claro cómo es la mía, que es una campaña de compromisos y de compromiso con los mexicanos, y está claro en señalar qué tenemos que lograr y cómo vamos a lograrlo", concluyó.