El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, afirmó que avanza la reforma financiera y de seguridad social de la institución, por lo que está garantizado el pago de pensiones de todos.

Al participar en la LXIV Convención Nacional Ordinaria de la Confederación Regional Obrero Mexicana (CROM), Arriola Peñalosa subrayó que el IMSS dará un acompañamiento firme a los esfuerzos del sector obrero.

Ante el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida y cientos de miembros de esa central, el titular del IMSS señaló que una estricta disciplina financiera permitió la reducción del uso de reservas.

Detalló que durante 2015 se usaron ocho mil seis millones de pesos de los 20 mil millones previstos en el Presupuesto de Egresos de la Federación, por lo que el porcentaje de reservas pasó de 8.1 por ciento en 2012 a 2,6 por ciento el año pasado.

Para 2016 se proyectan ahorros de mil 600.2 millones de pesos por concepto de compras consolidadas, y en los tres últimos años se lograron ahorros por seis mil millones de pesos, y con todos los participantes se han ahorrado más de 10 mil millones de pesos, resaltó.

En terapias de sustitución renal, en 2016 serán mil 500 millones de pesos, llegando a seis mil millones en cuatro años.

Añadió que, en contratación de servicios de laboratorio, banco de sangre y mínima invasión serán mil 500 millones de pesos este año y de cuatro mil 500 millones en los próximos tres años.

Comentó que de 2012 a 2015 la recaudación se incrementó 26 por ciento en el IMSS.

Arriola Peñalosa señaló que su gestión al frente del Instituto se centra en tres ejes fundamentales: disciplina financiera, simplificación administrativa para los derechohabientes, así como privilegiar la calidad y calidez de los servicios.

Señaló que en el primer eje se encuentra la reducción del uso de reservas, y en el segundo “digitalizar al máximo los trámites de nuestros derechohabientes”.

De ahí que, expuso, “18 de 25 de nuestros trámites registrados ante la Cofemer han sido digitalizados, de punta a punta, beneficiando a 30 millones de derechohabientes, lo que generó que de 2013 a 2015 se dieran 59 millones de visitas menos en las ventanillas del IMSS”.

Arriola Peñalosa abundó que durante 2016 se prevé optimizar 10 de los 20 trámites registrados relativos a pensiones, y en atención a los jubilados del IMSS se eliminó el trámite para comprobar la supervivencia, beneficiando a tres millones de pensionados.

Todas esas medidas resultarían insuficientes de no atender la creciente demanda de los servicios de salud con calidad y calidez, por lo que diseñaron nuevas medidas para aprovechar áreas de oportunidad y se ampliaron algunas para bridar atención médica oportuna y de calidad, puntualizó.