Detienen a presunto criminal vinculado a desaparición de 43 normalistas en sur de México 


Elementos de las fuerzas federales de México detuvieron al presunto dirigente de un grupo criminal que opera en el estado de Guerrero (sur) por su presunta vinculación con la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, en 2014, informó este jueves la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

La CNS indicó que militares y policías federales capturaron al criminal, identificado como Víctor Hugo Benítez Palacios, luego de que a través de tareas de inteligencia detectaron que se encontraba en un hospital de la ciudad de Cuernavaca, capital del estado de Morelos.

Según el reporte, Benítez Palacios, de 37 años, dirigía al grupo criminal "Los Tilos" en la municipalidad de Iguala, donde los normalistas fueron plagiados y desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 tras ser interceptados cuando viajaban en autobuses.

Las agencias de seguridad mexicanas sospechan que "Los Tilos" servía de brazo armado del cártel Guerreros Unidos, al cual la fiscalía federal adjudica el ataque contra los estudiantes porque supuestamente sus líderes los habrían confundido con miembros de un grupo rival, según la versión oficial.

En un comunicado, la CNS abundó que "Los Tilos" estaba integrada por otros cinco hermanos del sospechoso que ya fueron detenidos por las fuerzas federales entre mayo y diciembre de 2015.

Sobre el presunto criminal pesaban dos ordenes de aprehensión libradas por jueces federales en Guerrero y Tamaulipas (norte) por delincuencia organizada, y además figuraba en una lista de blancos prioritarios a detener dentro del "Operativo Tierra Caliente" implementado en el estado.

Por otra parte, la fiscalía federal informó que obtuvo una nueva orden de aprehensión en contra del ex subdirector de la Policía de Iguala, Francisco Salgado Valladares, quien fue capturado en mayo de 2015 por participar presuntamente en el secuestro de los estudiantes en colusión con el cártel de Guerreros Unidos.

Salgado Valladares, preso actualmente en la prisión federal de Nayarit, enfrentará cargos por posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas a la par del juicio en curso en su contra por delincuencia organizada.

El ex mando policial es uno de los 130 sospechosos que han sido encarcelados por la desaparición el ataque, entre los que figuran otros policías de Iguala y la vecina municipalidad de Cocula. Fin