Agentes federales aprehendieron en la última semana a cuatro hombres involucrados en la venta de 10 recién nacidos entre 2012 y 2015 en el estado de Sonora, entre ellos un exfuncionario de protección infantil, informó este jueves la Procuraduría General de la República (PGR).

La dependencia señaló que los detenidos son un subdirector de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia de Sonora, un médico, un expolicía investigador estatal y un hombre que conseguía a las parejas dispuestas a comprar los bebés.

El caso fue hecho público por la Fiscalía de Sonora en agosto de 2015, tras cinco meses investigando indicios de una red que desde 2012 vendía bebés a parejas mexicanas y estadounidenses por cantidades de entre 80 mil y 150 mil pesos.

Los bebés eran hijos de mujeres vulnerables que los funcionarios coludidos no registraron o ingresaron a estancias del programa de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) después de nacer, como ocurre en casos de madres con adicciones o problemas legales.

Según la versión oficial, los tratantes entregaban a los compradores papeles falsos para que dieran de alta a los recién nacidos como sus hijos biológicos ante el Registro Civil estatal.

El juez Segundo de Distrito en Sonora concedió a fiscales contra el tráfico de menores las órdenes de aprehensión en contra de los sospechosos bajo cargos de los delitos de adopciones ilegales, trata de personas, delincuencia organizada, ejercicio indebido del servicio público e incumplimiento de deber, indicó la PGR en un comunicado.

Detalló que el 17 de enero los agentes detuvieron a Edgar “V”, médico en la ciudad de Empalme, en el sur de Sonora, que presuntamente avisaba sobre el nacimiento de los bebés para que la red contactara con parejas interesadas.

El 18 de enero se realizó la detención de Adolfo “C”, el hombre que conseguía a las parejas, en Hermosillo, y un día después los agentes cumplieron la aprehensión de Vladimir “A”, el subdirector de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia que tenía como responsabilidad resguardar a bebés y niños en situación de riesgo.

Abundó que la última aprehensión se registró el 23 de enero, cuando agentes federales capturaron al expolicía investigador Ramsés “O” en el aeropuerto de Hermosillo como sospechoso de amedrentar a las madres biológicas para que no intentaran reclamar a sus recién nacidos.