El gobernador de Durango, José Aispuro, informó que ninguno de los 97 pasajeros y 4 tripulantes del vuelo AM2431 de la empresa Aeroméxico, perdió la vida tras desplomarse a solo unos minutos de haber despegado del Aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria.

Según reportes, al momento del despegue de la aeronave Embraer 190, que se dirigía a la Ciudad de México, se registró una fuerte tormenta en la ciudad de Durango, lo que habría ocasionado el incidente sobre campo abierto a solo 10 kilómetros del aeropuerto. 

Los pasajeros fueron vistos en una carretera cercana en busca de ayuda después del siniestro, mientras el avión comenzó a incendiarse. Las actividades en el aeropuerto Guadalupe Victoria fueron suspendidas.

Ambulancias de la Cruz Roja, bomberos y elementos de protección civil arribaron al lugar. Cerca de 80 lesionados han sido trasladados a diversos hospitales de la zona.