Puebla está dentro de las entidades que mayor número de quejas presentó ante el Instituto Nacional Electoral (INE), de acuerdo al reporte que presentó el presidente de la Comisión de Fiscalización del órgano electoral nacional, Ciro Murayama Rendón, durante la sesión extraordinaria de este lunes. 

De las 435 quejas en temas de fiscalización y rendición de cuentas ante el INE, 36 quejas, con el 6 por ciento del total corresponden a la entidad; 124 quejas, con el 21 por ciento del total, corresponden a la Ciudad de México; 45 quejas, con el 7.6 por ciento corresponden a Nuevo León; mientras que 24 quejas, con el 4.4 por ciento corresponden a Michoacan; y finalmente 19 quejas, con el 3.2 corresponden a Jalisco. 

En la sesión extraordinaria de este lunes, el consejero Ciro Muyarama Rendón dio cuenta de las quejas presentadas por los partidos políticos, así como las y los candidatos a cargos de elección popular, en su mayoría de las quejas, es decir, 174 corresponden al proceso electoral federal, esto significa el 29 por ciento, el resto de trata de temas relacionados a elecciones locales. 

Al iniciar la sesión de este lunes, el funcionario electoral expuso que de las candidaturas que recibieron mayor quejas corresponden a 24 por ciento en contra de la coalición "Por México al Frente", 21 por ciento de las quejas en contra de la coalición "Juntos Haremos Historia", en tanto que el 12 por ciento en contra de las y los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI). 

De los 435 proyectos, se propone que 89 sean fundadas, esto es el 20.5 por ciento; mientras que 288 proyectos, es decir, el 66 por ciento infundadas; otras 42 infundadas, con el 9.4 por ciento; 15, que representan el 3.4 por ciento sobreseídas y se mandata la realización de un oficioso", refirió. 

Partidos no fundamentan adecuadamente sus quejas 

En la exposición que emitió el consejero presidente de la Comisión de Fiscalización del INE, Ciro Muyarama reprochó que los partidos políticos no argumentan de forma adecuada sus quejas, lo que obliga a consejeros electorales a declarar improcedentes las denuncias o en su caso desecharlas, es decir, no entrar al fondo, pues no hay pruebas suficientes. 

Exhortó a que los quejosos, al momento de elaborar las quejas, sean contundentes y argumenten de forma detallada los expedientes, así como especificar tiempo, modo y lugar de los hechos para que se análisis los documentos de denuncia y en su caso se proceda a sanciones, si se detectan irregularidades. 

El 20 por ciento de las que son fundadas, 89 demuestra que la unidad técnica de fiscalización estuvo realizando el trabajo que le corresponde y que de ninguna manera se le dio la vuelta a la exhaustividad ni se tomaron a la ligera las quejas presentadas, pero también quisiera señalar que recibimos un gran cúmulo de quejas que simplemente sus pruebas eran ligas a redes sociales, sin especificar condiciones de tiempo, modo y lugar que permitieran a la unidad técnica de fiscalización ir más allá en la investigación", refirió. 

Uso de redes sociales 


Las redes sociales se convirtieron en este proceso electoral una constante para utilizar argumentos de queja, sin embargo, las áreas jurídicas de candidatas y candidatas o de partidos políticos quejosos sólo jalaban la liga como una muestra de prueba, pero no daban mayor argumento que advirtiera irregularidades. 

El funcionario electoral señaló que no bastan fotografías sino documentación que compruebe, por ejemplo, rebase de topes de gastos de campaña, para que en todo caso el INE proceda a investigar y en su momento sancionar. 

Durante este proceso electoral que en algunas entidades fue concurrente se observó que los mensajes en Facebook y Twitter, principalmente fueron tomados como muestra de una posible irregularidad en fiscalización, es decir, los mensajes emitidos contenían información que acusaba a los actores políticos de cometer irregularidades financieras, pero no es una suficiente prueba en temas financieros. 

El consejero Ciro Murayama Rendón señaló que  en ocasiones se han presentado quejas fuera de lo común y que no necesariamente son relevantes para el tema de fiscalización. 

Con las ligas y fotos de Facebook es poco probable que se pueda avanzar, tuvimos  algunas quejas que inclusive nos decían que se cuantifique el taco que se está comiendo el candidato", refirió. 

En la sesión del INE los consejeros hicieron un análisis, del proceso de fiscalización, coincidieron en que fue un trabajo robusto y un proceso de los más importantes en la historia de México y es que por primera ocasión se empalmó la fiscalización federal con la local.