Este sábado, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se reunió con los próximos 32 delegados estatales y 264 delegados regionales de programas de desarrollo donde se les indicó la estructura y acciones a seguir en la dependencia.

En el encuentro, celebrado en la Ciudad de México, también estuvieron presentes la futura secretaría de gobernación, Olga Sánchez Cordero; la próxima secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín; y el consejero jurídico del gobierno de transición, Julio Scherer Ibarra.

Sánchez Cordero explicó que los delegados utilizarán la estructura existente en la actual Secretaria de Desarrollo Social para visitar casa por casa y detectar las necesidades de cada familia mexicana que puedan ser satisfechas con los programas sociales federales.

Los nuevos miembros de Sedesol sustituirán a los coordinadores y enviados que tenían las dependencias federales en los estados y tiene como fin reducir el gasto en salarios y estructuras de las actuales secretarias federales.

Estos delegados sólo ejercerán recursos federales y no tendrán inferencia en la aplicación de los programas sociales de los gobiernos estatales, puntualizó Sánchez Cordero, tampoco tendrán responsabilidad en la aplicación de la justicia.

Con información de Excélsior.