Este miércoles, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, sostuvo un encuentro con obispos de México, en el marco de la Semana de Formación Permanente. 

En la reunión, ambas partes mostraron su preocupación por atender temas que calificaron de urgentes: pobreza, migración, violencia, corrupción, impunidad y libertad religiosa. 

A través de un comunicado se informó que se logró establecer un diálogo a favor de la construcción del tejido social. 

Además, los sacerdotes, presentaron un proyecto de gobierno para la próxima administración. 

La reunión se realizó en Monterrey.