El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval informó que tomó la determinación de separar Fiscal General de Jalisco por el caso de las cámaras de refrigeración de cadáveres que se dio a conocer hace unos días.

Además, dijo que condena este tipo de actos que ponen en entre dicho el correcto funcionamiento de las instituciones que representan, por ello tomó la decisión de separar de su cargo al Fiscal General del Estado para continuar con las investigaciones correspondientes.

Asimismo Aristóteles Sandoval aseguró que nunca le fue notificada esta situación y señaló que el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses cuenta con autonomía plena por lo que no recibió solicitud de ampliación de espacios refrigerantes.

Por su parte, el fiscal especializado en derechos humanos, Dante Haro Reyes declaró que la cámara refrigerante contenía 273 cadáveres y no 157 como lo habían informado anteriormente.