Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, señaló que los comicios celebrados en Puebla el pasado primero de julio se mancharon, principalmente por la compra de votos. Lo anterior, luego de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió de manera unánime el recuento de votos. 

Andrés Manuel reconoció que si bien el fallo es un avance, como presidente electo no puede intervenir, “Es un avance sin duda, pero no hay que hacer a un lado el hecho de que ya es una elección manchada, sobre todo por la compra del voto, no me puedo meter en estos asuntos, pero por encima de todo está la democracia”.

“Se debe acabar para siempre la compra del voto, la utilización del dinero del presupuesto para beneficiar a candidatos y partidos, no debe de haber injerencia de políticos y funcionarios en las elecciones”, indicó el presidente electo. 

En ese sentido, calificó de “raro” el hecho de que la coalición Juntos Haremos Historia consiguiera ganar en el estado, la mayoría de las diputaciones locales, federales, senaduría y presidencias municipales, a excepción de la elección a gobernador donde participo Luis Miguel Barbosa Huerta. 

“Muy raro, rarísimo que ganen los presidentes municipales, diputados locales, diputados federales, los senadores… pero no gana el gobernador, lleva esto mensaje, es muy sospechoso”. 

Finalmente, Andrés Manuel dijo que respetará la decisión del TEPJF.