Pese a su resistencia durante la Fase 1 de la contingencia por coronavirus para practicar las medidas sanitarias –emitidas por su propio gobierno- este sábado de gira por Cuernavaca, Morelos, el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó tomar dichas normas. 

Fue durante su visita al Hospital Familiar del Issste de Cuernavaca, que el mandatario se tomó la temperatura, se colocó gel alcohol y tomó una sana distancia del gobernador Cuauhtémoc Blanco de más de un metro. 

De acuerdo con los reportes, López Obrador registró 36.5 de temperatura, además, contrario a sus giras de semanas anteriores, estos eventos han dejado de ser masivos y únicamente se cumple con que no haya más de 50 personas y que exista una separación de un metro y medio entre estas. 

Incluso en esta ocasión no bajó los vidrios de su camioneta, como solía hacer en visitas anteriores a diferentes entidades de la República, con la finalidad de poder saludar a la gente. Lo único que no hizo el mandatario fue portar un cubrebocas, pese a que enfermeras, médicos y gente de la logística del evento usaba esta prenda.