El presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió perdón por la "catástrofe" generada por la conquista española, esto al conmemorar los 500 años de la toma de Tenochtitlan por las tropas de Hernán Cortés.

“Recordamos la caída de la gran Tenochtitlan y ofrecemos perdón a las víctimas de la catástrofe originada por la ocupación militar española de Mesoamérica y del resto del territorio de la actual República mexicana”, manifestó el mandatario en el acto oficial.

El mandatario mexicano celebró cinco siglos de "resistencia indígena", como el gobierno federal ha decidido rebautizar a la conquista del 13 de agosto de 1521 y de esta manera cuestionar los efectos de "las matanzas de los conquistadores" y tres siglos de colonización.

“Es sabido que varios pueblos originarios como los totonacas, los tlaxcaltecas, los otomíes, los de texcocos y otros, y no 110 naciones, ayudaron a Cortés a tomar Tenochtitlan, pero estos gestos no deben servir para justificar las matanzas llevadas a cabo por los conquistadores ni resta importancia a la riqueza cultural de los vencidos”, subrayó.