El presidente de la Liga MX, Mikel Arriola, anunció que los grupos de animación de los equipos visitantes no podrán ingresar a los estadios de la liga como medida preventiva, tras los hechos de violencia registrados en el estadio Corregidora, en el partido entre Querétaro y Atlas.

En conferencia de prensa junto a Íñigo Riestra, Gabriel Solares y Adolfo Ríos, Arriola hizo un recuento del estado de salud de quienes resultaron heridos y requirieron ser hospitalizados.

"Según el reporte de la Secretaría de Salud del estadio de Querétaro, 26 personas recibieron atención hospitalaria, tres de ellos fueron dados de alta, dos son atendidos en el área de urgencias y una persona está en terapia intermedia y los demás pacientes se reportan como estables. Estamos muy cercanos al proceso”.

Mikel Arriola no se adelantó a hablar sobre sanciones, pero aseguró que una vez que la investigación concluya, deberán aplicarse castigos ejemplares.

“El órgano judicial de futbol deberá determinar en una sanción ejemplar, porque no estamos ante una situación ordinaria, sino que reprobamos y nos indigna", dijo.