Los cuerpos de ocho migrantes mexicanos que murieron dentro de un tráiler, en San Antonio, Texas, llegaron este miércoles al Aeropuerto de Toluca en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana.

De acuerdo con las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE), de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), y de la Defensa Nacional (Sedena), este es el primero de los vuelos con los que serán repatriados 25 de los 26 connacionales fallecidos durante el incidente.

Según un comunicado oficial, el avión CASA C-295, matrícula 3206, tiene capacidad para ocho féretros, por lo que se prevén al menos tres vuelos. El día de hoy se realizarán dos viajes para repatriar un total de 16 cuerpos.

Los cuerpos serán trasladados vía terrestre hasta sus lugares de origen, mientras el Gobierno de México cubrirá los gastos.

El Consulado General de México en Texas, se ha mantenido comunicación permanente con las familias afectadas, además de acompañar a los tres mexicanos hospitalizados, uno de los cuales ya se recuperó y está en su hogar en Estados Unidos, señaló.