La diputada federal panista Augusta Díaz de Rivera arremetió de la bancada priista por bloquear las reformas laboral, política y la de seguridad pública, para no causarle un problema con los sindicatos a su candidato para 2012, Enrique Peña Nieto, sin embargo indicó que el daño es a los mexicanos.


La diputada federal lamentó que sólo se presentaran algunos avances en el reciente período ordinario de sesiones, como la Ley de Migración, que no tenía el país.


Dijo que en el pasado período se tuvieron 195 reformas a leyes, en materia de salud o ecología, en beneficio del país e insistió que la Ley de Migración fue aprobada en la última sesión y urgía, para dar el trato humanitario hacia las personas que emigran hacia México, ya sea de manera permanente pero sobre todo para aquellas que lo hacen como tránsito hacia los Estados Unidos.


Expresó que con esto se da la posibilidad de que cuando ingresen al país tengan una visa temporal para arreglar su situación migratoria, pero además para exigir a los Estados Unidos un trato humano para los mexicanos que emigran hacia allá.


Sin embargo, advirtió que a pesar de esos avances, lo que se presentó fue un bloqueo a las minutas del Senado, pese a que la bancada del PAN estaba dispuesta a aprobar la Ley Federal del Trabajo, la reforma política y la de seguridad pública.


Sostuvo que esto no se pudo aprobar porque no hubo las disposición del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues hasta el último momento la bancada del PAN llamó a discutir propuesta priista de la reforma laboral, incluso haciendo a un lado su propuesta, ya que coincidía en casi todos los cambios.


Denunció que fue "el legislador 501",el gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto, quien impidió que fuera así y mandó señales claras para que no se diera la reforma, por lo que en estos momentos queda en manos de la mayoría priista aprobar una reforma que urge al país.


Aseguró que la reforma laboral trae mejores condiciones de trabajo para las mujeres y da la transparencia al caso de los sindicatos que es donde hubo oposición por parte del PRI, ya que se tienen más de 20 legisladores que son líderes sindicales.