El integrante de la Dirección Colectiva y Democrática de la sección 51, Juan Durán Martínez, apuntó que la molestia de los docentes y trabajadores de la educación se incrementa por las “actitudes criminales” que toman las autoridades de esa institución y que afectan directamente a los trabajadores que cotizan en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Puebla (ISSSTEP).

“Lo que no dicen los directivos del ISSSTEP es que esa instancia de atención a la salud debe mucho dinero a los laboratorios y empresas que se encargan de la entrega del medicamento. Es criminal lo que hacen contra los trabajadores porque ocasionan que no haya medicinas para atender la salud y pasan las consultas médicas hasta varios meses después de que se solicitan.”

Durán Martínez calificó como un “juego perverso” la información que las autoridades del ISSSTEP entregan a los trabajadores de la educación porque ocultan la realidad de la dependencia cuando se sabe que atraviesa por las peores condiciones de su historia.

“Queremos que ya no le apuesten a la impunidad, porque vimos que hay personas que robaron a mansalva y no les hacen nada, se tapan entre ellos.”

Durán Martínez agregó que la ley que avalaron los diputados poblanos “es incompleta y absurda, pero lo peor es que los legisladores siguieron puntualmente la línea del gobierno estatal y con la reforma avalada no resuelven el problema que arrastran desde hace mucho tiempo”.

Además, señaló que el tema de las jubilaciones es “detonante” para los trabajadores y la ley no maneja soluciones concretas para el problema, prueba de esto es que en la actualidad hay más de 2 mil trabajadores en espera de su retiro laboral pero no pueden obtenerlo porque no hay recursos para solventar esa demanda.

Por último, comentó que solo esperan la publicación oficial de las reformas de Ley del ISSSTEP para buscar los mecanismos legales para echarla para atrás, porque reiteró que no resuelve el problema.

“Los directivos y los representantes sindicales no están a la altura de las circunstancias, les falla las decisiones y hay que cobrarles la irresponsabilidad.”