La incertidumbre laboral que viven médicos de la Secretaría de Salud, afecta a por lo menos 600 pacientes con padecimientos crónico-degenerativos, luego de que trabajadores determinaron dejar de laborar y cerrar el área especializada por la falta de contratos.

“Por causas ajenas al personal de esta unidad, se suspende la consulta hasta nuevo aviso. Gracias por su comprensión”, señala una hoja colocada en la puerta fechada el 1 de febrero de 2012. Mientras los directivos y funcionarios de la dependencia mantienen hermetismo sobre la situación, cientos de enfermos tienen que esperar a que se resuelva el problema, para continuar con sus tratamientos.

Cabe destacar que los pacientes atendidos por esta unidad médica son al 100 por ciento del Seguro Popular, por lo que no tienen que pagar consultas ni medicamentos, según la página de transparencia del gobierno estatal.

“Los crónico-degenerativos no son tan urgentes, pueden esperar, no es como urgencias”, dijo un médico del Hospital General del Sur, mientras que los enfermos son rechazados con la hoja referida en la puerta del área donde se les pide su comprensión por la falta de consultas. En tanto, las sillas de la sala de espera están vacías, así como sus tres consultorios, donde los médicos simplemente ven pasar las horas sin que llegue una llamada de que serán recontratados, luego de que éste terminó.

Mientras, el director del área, Enrique Murrieta Vargas, se “lava las manos” del problema y pidió a Intolerancia Diario acudir al área de Comunicación Social de la Secretaría de Salud, sin querer dar información mayor para los pacientes.

—¿Cuándo van a volver a trabajar?












—Básicamente se trata de eso, de la recontratación


¿Cuántos médicos hay?

—Nada más un servidor.


—¿Ahorita nada más está usted?


—No, estamos completos, tenemos la plantilla completa.


—¿Entonces es como un paro laboral?


—No, para nada, pero mejor para la información real vaya a difusión social de la Secretaría de Salud.


—Entonces, ¿si están los médicos, pero nada más están esperando su recontrato?


—Sí, pero mejor que le informen en difusión social— señaló Murrieta Vargas, quien se negó a dar más información.


A un costado de la puerta de entrada hay información de consultas, tratamientos, así como pósters donde se enumeran los derechos de los pacientes empezando con el de que tienen el derecho de recibir atención médica adecuada y trato digno y respetuoso.