Cerca del 38% de los electores tiene entre 18 y 28 años. "El chavismo tiene miedo al voto juvenil", asegura un dirigente estudiantil, que denunció los obstáculos que el régimen puso a la inscripción de nuevos votantes

El 7 de octubre, casi un millón y medio de venezolanos votará por primera vez. En efecto, cerca del 38% del total de los votantes habilitados para las presidenciales son jóvenes de entre 18 y 28 años, lo que los convierte en el mayor grupo dentro de los inscriptos en el Registro Electoral para decidir quién será el presidente a partir de 2013. Según afirmó Sandra Oblitas, vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, la semana pasada, el Registro Electoral superó los 19 millones de inscriptos, por lo que las estimaciones calculan que los votantes jóvenes serían, en octubre, entre 7.200.000 y 8 millones.
 
"En el voto juvenil y los Ni-Ni está la decisión de las próximas elecciones", afirmó Marcos Hernández, sociólogo y director de la firma Hercon Consultores, al periódico venezolano La Verdad.
 
El problema, para el chavismo, es que los jóvenes "mayoritariamente se inclinan hacia (Henrique) Capriles", sostiene Hernández. "No sólo porque es el candidato más joven, sino porque tiene una propuesta para ellos", agrega. Según el consultor, del total de nuevos votantes entre el 70 y el 80% se inclinarán por el candidato opositor. 
 
La oposición, por su parte, da por descontado el apoyo de los nóveles votantes y se entusiasma sacando cuentas.
 
"Las estadísticas del voto juvenil las maneja muy bien el Gobierno", explica Victor Ruz, presidente de la Federación de Centros Universitario de la Universidad del Zulia, y añade que por ese motivo "ellos le pusieron tantas trabas a la inscripción de nuevos electores. Ellos le tienen miedo al voto juvenil". Por su parte, Brian Fincheltub, coordinador de la organización Voto Joven, sostiene que el sufragio juvenil es "el voto del triunfo". "Lo que se está viendo es que después de 13 años, el Gobierno ya no gana más electores, por el contrario, empieza a perderlos. Los nuevos votantes van a hacer la diferencia", afirmó.
 
Pero el chavismo no se queda atrás. En respuesta al movimiento Voto Joven, el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela ideó la organización Voto Patria, que según sus líderes cuenta con 2.400.000 jóvenes entre sus filas.
 
El oficialista Juan Carlos Dugarte cree que el 89% de los nuevos inscriptos son personas menores de 30 años y que "la mayoría" apoyará a Chávez. "Los jóvenes están del lado del Comandante y la Revolución, no queda la menor duda, porque son los que se han beneficiado de las misiones y de la inclusión en las universidades".
 
Mientras, la oposición explota el carácter jovial, enérgico y atlético Capriles, un candidato que recorre el país casa por casa, juega fútbol y salta charcos. Mientras, el régimen chavista hace de las suyas en las redes sociales.