El expresidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Rafael Micalco Méndez, se pronunció porque se mantengan las posiciones plurinominales en los Cabildos, Congresos de los estados, Cámara de Diputados y Senado de la República, ya que es una manera de mantener los contrapesos, además pidió una “ley antichapulín”.

Expresó que debe analizarse una reforma sobre la posibilidad de reducir los espacios, pero además la manera en que tendrá que hacerse la distribución de las posiciones, ya que un país democrático exige la representación de todos.

Rafael Micalco recordó que hasta hace algunos años en el estado de Puebla en los cabildos solo estaba la representación de dos partidos políticos y las demás fuerzas quedaban excluidas. Reiteró que son necesarios los representantes, e incluso Acción Nacional luchó por estas posiciones cuando un solo partido tenía el control del Congreso de la Unión, difícilmente se daba una senaduría a otro instituto político.

Expresó que en su caso —que ocupa el quinto lugar en la lista a la diputación plurinominal de la cuarta circunscripción— ha establecido en compromiso con los diferentes liderazgos en el estado de legislar por Puebla. 

El exdirigente estatal declaró que entre sus propuestas se encuentra una “ley antichapulín” para frenar a quienes apenas entraron a ocupar un cargo de elección y ya piensan en otro.

Explicó que entre las características de la iniciativa se encuentra permitir que se aspire a un cargo de elección popular cuando no se traslape con su actual período, como el caso de quienes son diputados federales o senadores y están como candidatos, pues ellos terminan en agosto y en septiembre es cuando —en caso de ganar— tomarían posesión.

Por último, Rafael Micalco precisó que los casos que se cuestionan son los que no han cumplido ni la mitad de su gestión y utilizaron el cargo que ocupan para sus aspiraciones personales.