Para el director de la empresa encuestadora Parametría, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, se perfila para ganar la Presidencia de la República aunque hay grupos sociales que todavía no definen su voto, como los indecisos, que actualmente todavía representan un grupo importante de la población que puede definir el proceso electoral del 1 de julio.

Durante su participación en el coloquio de ciencia política “Para qué sirven las elecciones”, el experto en análisis electoral señaló que hay tres grupos que tienen las preferencias electorales, conformados por los tres principales partidos políticos que están en la contienda presidencial. Como candidato, reveló que Andrés Manuel López Obrador tiene muy pocas posibilidades de crecimiento, y como partido político Acción Nacional está en las mismas circunstancias, “el voto por candidato favorece al priista Enrique Peña Nieto, aunque el voto económico estará divido entre el PRI y el PAN, pero en el mercado en contienda al que le costará mucho crecer es al candidato de los partidos de izquierda”.

Y aunque reveló que el estudio de Parametría considera los tres primeros meses de este año, Francisco Abundis aseguró que actualmente tiene claro que para el PAN la única posibilidad de crecer está en el mercado priista, pero los tricolores le apuestan a la imagen de su candidato, mientras que para los panistas es más importante tener una mala opinión de AMLO que una buena de Vázquez Mota, “para la izquierda es más importante tener una mala imagen de Peña Nieto, que una buena de López Obrador”.

El experto reveló en el panel “Encuestas, estrategia política y opinión pública” de la Ibero Puebla que en el rubro económico las preferencias del tricolor tienen una opinión moderada y confían en que la situación económica mejorará para el país, mientras que los que apoyan a la izquierda ideológica piensan que en ese rubro el país empeorará y con Vázquez Mota hay un voto optimista. Datos que le permiten concluir que Enrique Peña Nieto está enfilado para ganar la Presidencia de la República, indican que el voto joven representa el 18 por ciento del total de los electores y de ellos, 24 por ciento respalda abiertamente al aspirante priista; sin embargo, un 22 por ciento del total del voto joven emigra del PAN al PRI, además afirmó que uno de cada cinco votantes de Peña Nieto viene de Felipe Calderón Hinojosa, “ahí está el principal mercado en disputa”.

Hoy, afirmó Francisco Abundis, la identidad partidista se pierde y prevalecen los votos independientes; sin embargo, todavía hay porcentajes importantes que están definidos, porque por lo menos 33 por ciento de los electores se considera priista, 21 por ciento panista, y solo 12 por ciento perredista. Otro dato que consideró relevante a nivel nacional, porque representa un fenómeno relativamente nuevo, es que hay estados del país en los que Peña Nieto llega a la mitad de la población, aunque aclaró que el piso del PRI a nivel nacional es de 35 por ciento de la votación.

Finalmente, el experto resaltó la importancia del voto dividido para las elecciones del 1 de julio porque en el país se elegirá presidente de la República, senadores, diputados federales, siete gobernadores y un tercio de los municipios, algo que sucede por primera vez en México y se traduce a un súper domingo.