Si ganan el PRI y el PAN los trabajadores perderán las conquistas logradas con sangre durante tantos años”, sentenció Manuel Bartlett Díaz, candidato al Senado por Movimiento Progresista de Izquierda, durante el foro “Análisis de la Reforma de la Ley Federal del Trabajo”.

Luego de escuchar las denuncias, demandas y preocupación de líderes y representantes de los trabajadores quienes conmemoraron el Día Internacional del Trabajo, externando la indefensión en la que pueden quedar por las reformas que pretender hacer los candidatos a la Presidencia del PRI y del PAN, junto con los legisladores de ambos partidos.

Hablaron todos: mujeres obreras, taxistas, trabajadores de la construcción y transportistas, para exigir que se detengan los “gasolinazos” mensuales, la inseguridad que priva en las carreteras y en las ciudades donde son asaltados. Los obreros pidieron detener el incremento a los insumos y exigieron que no se les quiten las prestaciones que han logrado, y que los trabajadores que carecen de prestaciones sociales tengan la posibilidad de acceder a este beneficio, pidieron que se frene el deterioro al salario de la clase obrera y principalmente que se respete el contrato colectivo.

El candidato de izquierda pidió a los trabajadores y a sus familias votar por Andrés Manuel López Obrador, “el único líder honesto que quiere gobernar este país, para lograr el cambio verdadero y evitar que desde la Presidencia de la República y la autoridad local se preserven los privilegios de los patrones y desaparezcan los derechos de los trabajadores”.

El candidato al Senado reconoció que debe existir un justo equilibrio entre el capital y los trabajadores, “debe estar muy bien el empresariado, pero también los trabajadores, que haya beneficios y ganancias, pero también beneficios y derechos para los trabajadores, lo dice la Constitución”.

En el foro organizado por la FROC-CROC para conmemorar el Día del Trabajo, el candidato por Movimiento Progresista de Izquierda, escuchó de las obreras su preocupación por no tener acceso a créditos para vivienda, de los taxistas su preocupación porque cada mes se incrementan las gasolinas y de los obreros la demanda fue no permitir una reforma laboral injusta.

“Le llaman la flexibilización de los derechos laborales, entonces todo lo que estorba a los intereses patronales lo van a ir quitando, El despido sin muchas gratificaciones, el que haya contratos cortos, todo lo que da seguridad al empleo. En, fin que es una ley hecha para el empresariado, para los intereses económicos nacionales e internacionales, eso es una gran amenaza para el país. Quieren eliminar los sindicatos y al sindicalismo.”