Los desencuentros de interpretación entre el Tribunal Electoral del Estado de Puebla y el Tribunal Federal Electoral han sido notorios a un año de la llegada de los magistrados locales del Tribunal Electoral Estatal. 

La falta de coincidencia entre ambos órganos en la resolución de sentencias ha exhibido en diversas ocasiones el funcionamiento del Tribunal Estatal Electoral durante el primer año de gestión del magistrado Francisco Javier de Unanue y Bretón, año del proceso electoral local. 

El magistrado fue designado por el Congreso local, junto a los magistrados Claudia Barbosa Rodríguez y Ricardo Adrián Rodríguez Perdomo.

Unanue y Bretón fue electo por sus compañeros magistrados en diciembre del año pasado para fungir como presidente del Tribunal durante el periodo comprendido del 1 de diciembre del año 2012 al 30 de noviembre de 2018.

El más reciente desencuentro con el Tribunal Federal Electoral se originó cuando el Tribunal Federal revirtió una decisión del Tribunal Electoral Estatal sobre las elecciones en el municipio de Lara Grajales.

La Cuarta Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revirtió la sentencia del Tribunal Electoral del Estado (TEEP) sobre las elecciones en el municipio de Lara Grajales. 

El órgano estatal determinó que el PRI-PVEM violó la Ley Electoral en el municipio, lo que le daba el triunfo a la coalición Puebla Unida en el municipio. 

Sin embargo, la Sala Cuarta Regional del Tribunal Federal determinó que no hubo ninguna violación a la ley porque, a juicio del órgano federal, el candidato del PRI a la alcaldía no utilizó símbolos religiosos en su propaganda, por lo que el órgano federal revirtió la anulación de la elección que había determinado el órgano local.

La sentencia federal produjo el malestar del magistrado Javier Unanue y Bretón. 

El malestar de los magistrados del Tribunal local ha sido constante. 

El pasado 15 de noviembre, el magistrado, Unanué y Bretón, también expresó su malestar en contra de una sentencia del TEPJF que revirtió una sentencia del TEEP.

En dicha ocasión, el magistrado presidente afirmó: “Estamos en desacuerdo con la resolución emitida por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, expresó el magistrado presidente Francisco Javier de Unanue y Bretón, tras el revés que aplicó dicha instancia tanto al Tribunal Electoral de Estado como al Instituto Electoral del Estado para reponer el proceso de diligencia en la elección a diputado por el distrito 16, en la que resultó como ganador el candidato de la coalición Puebla Unida, Julián Rendón, y que en caso de llevarse a cabo y su contrincante por la alianza 5 de Mayo, Víctor Manuel Giorgana, resultara el ganador, llegaría al Congreso como diputado de mayoría relativa y no de representación proporcional.

”Por todo, estamos en desacuerdo desde un punto estrictamente jurídico, no importa qué partido o consecuencias tenga en el punto de quien o quienes están a la palestra, se debe aplicar la ley y no compartimos el punto de Héctor Romero Bolaños”. 

Otro revés reciente para el tribunal estatal electoral se dio el pasado 29 de noviembre. En su sesión, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Puebla a favor del candidato de la coalición Puebla Unida en el ayuntamiento de Cuautlancingo.

**

Otras sentencias, de menor impacto mediático, que el TEPJF revirtió el pasado 27 de junio fue que la Sala Regional Distrito Federal, revocó la resolución que emitió el Tribunal Electoral de Puebla, y ante lo avanzado del proceso electoral en esa entidad federativa con plenitud de jurisdicción resolvió la pretensión del actor y confirmó la designación de Hugo Ramírez Martínez como candidato a presidente municipal de Zaragoza (Puebla), por el Partido del Trabajo. Además, el Tribunal le dio la razón a la candidata Marisol Cruz García, quien presentó un juicio de defensa de sus derechos político-electorales debido a que el PSI le negó su registro como candidata.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el pasado 31 de octubre le dio el triunfo en la elección a la alcaldía de Huatlatlauca a la coalición 5 de Mayo revirtiendo de nueva cuenta una resolución del tribunal estatal electoral que le daba el triunfo a la coalición (PAN- PRD-Panal-Compromiso por Puebla).

En la sentencia, que forma parte del expediente SDF-JRC-115/2013, subrayó los errores del órgano estatal al fundar su sentencia en testigos con mínimo nivel probatorio para anular la elección.