Este viernes terminará oficialmente la imposición de los nuevos dirigentes del sindicato de burócratas, en medio de amenazas, acusaciones de corrupción y hasta despidos de los que pretendieron ocupar estos cargos.

De este modo, Rosalía Barranco Hernández, trabajadora de la Secretaría de Finanzas —quien apenas ingresó al gobierno del estado, el 7 de abril de 2004 y que cuenta con la menor categoría sindical—, será ungida como la nueva secretaría general.

Este día más de 4 mil trabajadores sindicalizados del gobierno del estado realizarán la elección de una planilla única, la que aseguran los mismos empleados fue impuesta por el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, a complacencia del actual dirigente, Héctor Posadas Manzano.

Por lo mismo, trabajadores señalaron a Intolerancia Diario que han recibido amenazas de despido para ir a votar, ya que existe la orden de “legitimar” el proceso con una votación nutrida de por lo menos más de 50 por ciento de los empleados.

Inclusive, se van a proporcionar autobuses que van a salir del reloj del “Gallito” para el acarreo del persona a la casilla en el sindicato, ubicada en la colonia Maravillas. Habrá tres corridas, 9:30, 10:30 y 11:30 horas.

Por la tarde, justamente después de que los trabajadores voten, el gobierno estatal tiene contemplada una celebración prenavideña para los burócratas, donde incluso premiará a los mejores elementos.

Versiones señalan que de este modo el mandatario estatal podrá tener el control total del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla y Organismos Descentralizados (STSPE), para poder empezar a despedir al personal de base sin problemas.

Hace unas semanas se consumó la imposición de una planilla única para las elecciones del Sindicato de Burócratas, luego del despido de 25 trabajadores que pretendían contender.

El 20 noviembre se entregó el dictamen tras una “revisión” de requisitos establecidos en la convocatoria, la cual fue emitida el lunes 11 de noviembre. La planilla círculo azul, encabezada por Rosalía Barranco Hernández, trabajadora de la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA), fue la única que se registró para renovar la dirigencia del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla y Organismos descentralizados.

Pero todo en medio de protestas de grupos opositores que denunciaron el “terrorismo” laboral por parte del líder sindical, Héctor Posadas Manzano, quien los amenazó a nombre del gobierno de Rafael Moreno Valle, de despedir a quien osara registrarse.
El presidente del Comité Electoral, Romeo Zenteno Escobar, indicó que esta planilla lleva el lema "Caminando juntos por la unidad sindical".

Por lo tanto, este 13 de diciembre se llevará a cabo la elección, de las 10 a las 21 horas, en las instalaciones del organismo sindical, ubicado en calzada Unidad Deportiva 2420, del fraccionamiento Maravillas, en la ciudad de Puebla.

Fue el 24 de octubre cuando 25 empleados sindicalizados de distintas dependencias del gobierno del estado fueron despedidos, entre ellos cuatro aspirantes a la Secretaría General del STSPE.

Entre los despedidos no sólo se encuentran los cuatro aspirantes opositores del actual secretario general, Héctor Posadas Manzano: Martha Rodríguez Salinas, Laureano Galindo, Miguel Ángel Carreón y Hugo Valencia, sino además Rufino Rodríguez Soledad, secretario de Trabajo y Conflictos del sindicato.

Se sabe que entre los despedidos se encuentra gente de entre 25 años y una persona de hasta 42 años trabajando, supuestamente dados de baja para ahorros administrativos.

El alegato del gobierno estatal es que se hizo el recorte presupuestal ante la nueva Ley de Egresos, lo que derivó en las bajas de trabajadores.

Según mencionaron Martha Rodríguez y Miguel Ángel Carreón, al menos cinco de ellos han aceptado jubilarse por alcanzar el tiempo necesario, mientras que a los demás ni siquiera les han ofrecido liquidaciones: “Por oídas, por rumores, sabemos que hay compañeros que ya cumplieron con el requisito del tiempo de servicio para recibir su pensión por jubilación, pero ellos ya no tienen ningún inconveniente; probablemente lo están haciendo porque ya saben que no van a ser reinstalados, entonces les conviene más jubilarse”.

—¿Cuántos?

—Son cuatro o cinco los que ya accedieron (…) nadie sabe nada hasta ahorita. No nos han dicho si vamos a ser reinstalados, si va a haber una liquidación; ya estamos haciendo un aproximado de cuánto nos corresponde a cada uno, pero eso si el secretario general nos dijo que tenemos que proceder a la demanda, o sea que nos adelantó que nada se va a solucionar, sino en los tribunales —dijo Miguel Ángel Carreón.

La denuncia
Hace unas semanas, trabajadores sindicalizados del gobierno del estado acusaron directamente a su líder, Héctor Posadas Manzano, de amenazarlos a nombre del gobernador Rafael Moreno Valle, con despidos a quien se atreva a presentar una planilla para la elección de la dirigencia sindical.

Martha Rodríguez, una de las despedidas y aspirantes a la dirigencia, explicó, en rueda de prensa, que han sido amenazados directamente por el aún secretario general del STSPE, para no registrarse.

Acompañada de Miguel Ángel Carreón, otro de los despedidos, señalaron que no pueden afirmar o probar que el gobierno de Puebla esté detrás del “terrorismo laboral”, pero sí exigieron que se esclarezca la situación: “Nos están lesionando, primero, el derecho al trabajo; al despedirnos, nos lesionaron el derecho que nos otorga la Constitución para participar en una contienda electoral, para votar y ser votados.

”No es posible que después que tengamos ese tipo de represalias nos estén reprimiendo y discriminando como trabajadores”. Indicó que seguirán en la misma postura por dignidad, “para que ellos se den cuenta que no es fácil debilitar a alguien por el simple hecho de quitarle el trabajo y por el simple hecho de menospreciarlo y tratar de manipularlo”.

Señaló que continuarán las acciones legales en las instancias correspondientes para que sean reinstalados, independientemente del proceso electoral: “El proceso electoral que se avecina se debe llevar de manera democrática y que se registren las planillas que tengan que registrarse, aun cuando estemos siendo amenazados y sometidos a que no intervengamos en esto”, señaló.

Indicó que la fórmula estaba integrada por Miguel Ángel Carreón, Martha Rodríguez, Laureano Galindo y Hugo Valencia, quienes se registraron en tiempo y forma: “Los cuatro llevábamos la misma fórmula, de estos cuatro en el comité electoral aparecen nada más dos, violando estatutos internos del sindicato. Si nosotros quisiéramos impugnar, podríamos hacerlo legalmente porque fue recepcionada en la fecha en tiempo y forma”.

Pero señaló que no han impugnado porque con esto Héctor Posadas se quedaría más tiempo de secretario general, hasta que haya un resolutivo legal: “Ahora bien, si a nosotros no nos permitieran en un determinado momento registrar otra formula o que a nuestros compañeros, por eso pedimos el apoyo del gobernador, saben que pueden ser despedidos, eso es terrorismo”.

Planilla impuesta
Rosalía Barranco Hernández, Secretaría General 
Margarita Hernández Cruz, Secretaría de Trabajo y Conflictos.
Miguel Ángel Medina Fernández, Secretaría de Interior y Acción Política.
Amanda Vargas López, Secretaría de Finanzas.
Cointa González Cázarez, Secretaría de Relaciones.
Porfirio Castro Sánchez, Secretaría de Organización Sindical.
Vanesa Reyes Calderón, Secretaría de Acción Femenil.
María Adriana Merino, Secretaría de Acción Social.
Juan José de Ita Camacho, Secretaría de Actas y Acuerdos.
Fernando Cardona Villegas, Secretaría de Estadística.
Leonel Fabricio Rosete Flores, Secretaría de Servicios Médicos.
Mariano Marín Mota, Secretaría de Deportes.
Enrique González Suárez, Secretaría de Prensa.
Raúl Bonilla Márquez, Secretaría de Organismos Descentralizados.
Columba García, Secretaría de Acción, Cultura y Eventos Especiales.
Jaime Arturo Arriaga, Secretaría de Previsión y Seguridad Social.
Fernando Toxqui Vega, Secretaría de Crédito y Vivienda.