El nuevo presidente del INE, Marcos Rodríguez, rechazó su favoritismo hacia el PRI, calificando las aseveraciones como especulaciones.

“Efectivamente yo fui secretario particular del gobernador Mariano Piña Olaya hace 29 años, tengo 25 años trabajando en esta institución y tiene reglas muy claras para quienes servimos pertenecer a ella. Yo he acreditado todas estas reglas. Quienes somos funcionarios del INE tenemos la prohibición expresa para militar en cualquier partido”.

El funcionario del Instituto Nacional Electoral descartó alguna relación con el PRI, luego de que hace casi tres décadas fue el secretario particular del exgobernador, Piña Olaya.

“Me parece que la autoridad debe actuar de acuerdo a los principios y uno de esos principios es la objetividad que exige reglas claras y contundentes”, expuso el funcionario electoral.

En diversas columnas se señaló la presunta relación del consejero Marco Rodríguez Castillo con el Partido Revolucionario Institucional en el estado de Tlaxcala donde también fue consejero electoral.

Rodríguez se trató de zafar de las acusaciones de su filopriismo:

“No se acreditó en ningún momento y son meramente señalamientos especulativos. Las reglas son muy claras y tiene que haber pruebas contundentes”.

***

Durante la sesión del consejo local del INE, el funcionario señaló que para el próximo proceso electoral es atribución del consejo la capacitación de aquellos ciudadanos que sean funcionarios de casillas y supervisores electorales.

Otra de las encomiendas del Instituto es fiscalizar los recursos que reciban los partidos políticos, candidatos y precandidatos.

Durante la sesión se evidenció que el PRI intentó colar a militantes de su partido político al cargo de supervisores y funcionarios de casilla. El INE detectó que 340 militantes del PRI intentan ser funcionarios electorales. Otros partidos políticos también intentan colar a sus militantes al proceso electoral como funcionarios, como el caso del PRD. Unos 25 militantes de ese partido político intentaron ser funcionarios electorales.

El representante del PRI ante el órgano electoral, Gildardo Ayala, trató de defender a su partido político señalando que su partido ya está investigando el que haya en su padrón ciudadanos que no pidieron ser militantes de su partido.

“Al interior del PRI se está investigando el origen de esta situación sin embargo quiero mencionar que esto siendo una atribución del PRI a otro nivel y por tanto las consecuencias llevarán un tiempo, suplico a ustedes estar atento al tema para abordar los resultados de la investigación, señaló el representante del PRI ante el INE, Gildardo Ayala.

Ayala también se refirió a que la inclusión de ciudadanos en el padrón del PRI no debe distraer las circunstancias locales. El representante del PRI pidió no se piense como un obstáculo la eventual militancia de ciudadanos en los partidos políticos para evitar que sean capacitadores y supervisores en el próximo proceso electoral.

“Lo más importante no es cómo llegaron ahí, lo más importante es no servir este asunto como obstáculo para que un ciudadano que busca aportar su esfuerzo al instituto para ayudarlo a sacar adelante los trabajos, pueda hacerlo sin que tengan obstáculos de este tipo”.

***

Durante la sesión ordinaria del consejo local del INE, el consejero electoral, Marcos Rodríguez del Castillo rindió protesta como consejero presidente.

En un mensaje alusivo Rodríguez del Castillo convocó a la estructura del instituto a trabajar bajo los lineamientos que rigen los procesos electorales con el propósito de generar imparcialidad entre los partidos políticos que buscarán elegir al gobernador de Puebla para el año 2016.

“Hago un llamado respetuoso a la ciudadanía para observar el desarrollo del proceso electoral local 2015-2016 y los invito para que el 5 de junio de 2016, acudan a las urnas a depositar su voto en libertad y secrecía”, afirmó el consejero Marcos Rodríguez.

El consejero presidente explicó que tanto la conducción y arbitraje del proceso electoral es atribución del OPLE. No obstante el funcionario señaló que al INE le corresponde llevar a cabo responsabilidades operativas: la capacitación a los ciudadanos que integrarán las mesas directivas de casilla, la ubicación de los espacios en que votarán los poblanos el próximo cinco de junio, la fiscalización de recursos de partidos políticos, precandidatos y candidatos.

También la aportación de los instrumentos registrales que se utilizarán tales como el padrón electoral, la lista nominal y la credencial para votar con fotografía, por lo que resaltó que se requiere de una estrecha comunicación y coordinación entre en el INE y el OPLE-Puebla para garantizar a los actores políticos y a la sociedad en su conjunto la celebración de elecciones pacíficas y apegadas a derecho.