Al tiempo de acusar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de dar largas al caso Chalchihuapan, el Centro de Derechos Humanos José Luis Tlahuatle, emplazó a candidatos al gobierno de Puebla a reunirse, luego de que han sido ignorados.

En rueda de prensa, Araceli Bautista, madre del ex presidente auxiliar preso de dicha comunidad Jairo Javier Montes Bautista, señaló que en caso de no respuesta interpondrán a un amparo, además de que darán seguimiento ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

Desde el 11 de septiembre de 2014, la CNDH emitió una recomendación contra el gobierno de Puebla por violaciones graves a los derechos humanos que consta de once puntos, de los cuales afirmaron ninguno se ha cumplido al 100 por ciento.

La recomendación fue debido a la represión comprobada de una manifestación el 9 de julio de 2014 en la que se cerró la autopista Puebla- Atlixco, en la que resultaron lesionadas al menos 11 personas y derivó en la muerte del niño José Luis Tlehuatle Tamayo.

A casi dos años de distancia, Araceli Bautista, acusó al organismo defensor de los derechos humanos del país, de dar largas para resolver el asunto.

Araceli Bautista indicó que si siguen las largas, se regresará a las instalaciones de la CNDH en la Ciudad de México con una corona de flores.

“Si nos tratan bien, nos apapachan, nos dan el desayuno, pero realmente como una justicia real no ha habido”, sentenció.

“Pedimos la libertad del presidente de Chalchihuapan, lo pido como ciudadana y como madre”, sentenció Araceli, al señalar que no ha llegado la justicia.
 
Oídos sordos

Mientras tanto, el representante del Centro de Derechos Humanos, Alejandro del Castillo, acusó a los candidatos del PRI, PAN y Morena de hacer oídos sordos a las reuniones que les han solicitado.

En lo que respecta a la candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Roxana Luna, ni siquiera quisieron mencionarla, luego de que con ella existe un rompimiento.

Y es que cuando Roxana Luna defendió la causa del movimiento de Chalchihuapan, hubo diferencias ante la llegada de Alejandro del Castillo, lo que rompió la relación.

Señaló Alejandro del castillo que se emplazan a los candidatos para reunión con la organización, debido a que no han hecho caso a reunirse para hablar en materia de derechos humanos en la entidad.

“No sé si por temor a entrar a Chalchihuapan o es temor o falta de compromisos, unos piden tres mil personas, pero no hemos encontrado eco”, dijo también el panista Hilario Gallegos, integrante del Centro. 

“Hay una deuda en materia de derechos humanos de parte del gobierno del Estado, por lo que se ha buscado reuniones con partidos como Morena, PAN y PRI”, dijo del Castillo.

“Es claro el lema de la actual administración de Rafael Moreno valle, garrote o barrote, por lo que se necesita saber si se van a abrir al dialogo los candidatos, o se seguirá con la represión”.

Detalló Alejandro del Castillo que en el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), del cual es militante, solo han encontrado burocratismos y en el PRI no ha hecho caso.

“Es increíble que tengamos que tocar la puerta nosotros, cuando ellos deberían de estar acercándose a nosotros”, sentenció.

“En el caso de Morena, veo prejuicio, de repente no se sientan con alguien, solo buscan a impolutos”, indicó del castillo.

“Aunque soy miembro de Morena ni caso me hacen,” dijo al señalar que se ha hablado con distintas personas, pero sin concretarse nada.

Recordó que hasta la fecha la única que se acercó fue la candidata independiente Ana Teresa Aranda, quien si mostró interés en materia de derechos humanos.