La candidata al gobierno del estado por la alianza  PRI – Verde – Encuentro Social, Blanca Alcalá Ruiz, reiteró en un encuentro con mujeres en la Laguna de San Baltazar que revocará la privatización del servicio del agua potable ya que los cobros que hace la empresa se dispararon y una persona que pagaba dos mil pesos al año ahora paga 11 mil.

Señaló que se piensa que regalando tinacos azules se resuelve el problema luego de que se entregó la concesión del servicio a particulares que lo único que han hecho es disparar el costo de las tarifas.

Anunció que una de las primeras acciones que emprenderá en su gobierno será el revocar la concesión ya que es una de las demandas de la gente, sobre todo, de quienes viven en las colonias populares que pagan mucho por un servicio que no reciben.

La abanderada del PRI criticó la entrega de tinacos azules y expuso: “lo que queremos es que el agua les llegue a sus colonias. Lo más ridículo es que, en su preocupación por que van a perder, han desplegado un ejército que toca casa por casa para regresar un cheque por el agua”.

“Para resolver este problema han mostrado una total incapacidad e indiferencia y eso es parte de lo que quiero poner en orden, garantizar el futuro de ustedes y de sus hijos”, añadió la aspirante a la gubernatura.

Pepe Chedraui sobre este tema, durante el encuentro, señaló que antes de entregarles los tinacos azules a la gente debió resolverse el problema del suministro de agua en la capital.

Valorar a la mujer

En el evento donde estuvieron presentes los ex gobernadores Melquiades y Guillermo Jiménez, la candidata se refirió a la importancia que de la mujer e indicó que ella es madre y una orgullosa poblana, convencida de su decisión y viendo a los ojos a los poblanos.

Señaló que son las mujeres las que definen la elección, y serán las mujeres las que definirán el rumbo de Puebla el 5 de junio.

Pidió un basta a los feminicidios y a la discriminación de las mujeres, e indicó que en la campaña se acercan ciudadanas humildes para pedirle que las apoye con proyectos productivos, con mejora en el sistema de salud, y reiteró que pocas de ellas le piden que se les regalen despensas, ya que la mujer en Puebla quiere trabajar por su familia.

Aseguró que en su gobierno se harán diferentes las cosas en Puebla y se va a reconocer realmente el papel de la mujer.

Anunció que fortalecerá los Centros de Salud Comunitarios y pondrá en marcha una red de unidades médicas móviles que provea servicios en las comunidades más alejadas, principalmente en las regiones de “nuestras mujeres indígenas”.

La abanderada tricolor afirmó que buscará fortalecer el programa de escuelas de tiempo completo impulsado por el gobierno federal para permitir a las madres ocuparse en su vida laboral, mientras sus hijos aprenden inglés, computación o alguna actividad cultural o deportiva.

Ruiz ofreció promover la construcción de viviendas escrituradas a nombre de las mujeres, a fin de favorecer el patrimonio que heredarán a sus hijos y advirtió que actualmente hay quienes son despojadas de los bienes por sus propios hijos al no existir documentos que les den certeza jurídica.

Otro  compromiso es poner en marcha la Banca de la Mujer para impulsar un gran programa de microcréditos y de apoyos para proyectos productivos, porque lo que las mujeres quieren es trabajar y tener su dinero a partir de su propio esfuerzo.

Alcalá Ruiz se comprometió fortalecer el programa de Ciudades Seguras del Gobierno de la República. Aseguró que las mujeres serán sus mejores asesoras para brindar condiciones de seguridad en los espacios públicos, toda vez que son ellas las que mejor conocen sus colonias.