Ana Teresa Aranda Orozco se solidarizó con las mamás que esperan impacientemente noticias de sus hijos, esposos, hermanos, hermanas, abuelos y papás. La candidata independiente realizó un recorrido por el hospital General del Sur para conocer detalladamente las peticiones y exigencias de las señoras para mejorar los servicios médicos.

La independiente  aprovechó su visita para obsequiar rosas rojas a las madres y no olvidar el voto independiente y razonado durante la jornada electoral gubernamental del próximo domingo 5 de junio.

Aranda Orozco consideró benéfica la visita por conocer las carencias de quienes lamentablemente tienen un ser querido en el hospital General  del Sur.

A lo largo de su visita, Aranda Orozco recibió muestras de afecto que correspondió con palabras de aliento, además se comprometió a mejorar las condiciones de ese importante centro de salud después del proceso en el que se renovará la gubernatura.

Conocedora de los sinsabores de quienes esperan noticias positivas de los familiares internados, Ana Teresa Aranda fue discreta, no fue la típica candidata a la que poco le importa el estado de ánimo de familiares en espera de visitar a sus seres queridos, la independiente  olvidó estar en campaña para alentarlos y advertirles que siempre luchará por ellos.

Ana Teresa Aranda, al finalizar la visita, puntualizó que las condiciones del hospital General del Sur sí pueden mejorarse para que  los familiares de pacientes no permanezcan bajo condiciones climatológicas inclementes.

Lamentó que la insensibilidad del morenovallisno no abra los ojos en beneficio de los cientos de personas que diariamente se quedan a realizar guardia por sus enfermos. Los recursos destinados a los trabajos de obra pública, insistió, también se requieren en el hospital General del Sur para hacer menos álgida la estancia de familiares de quienes, lamentablemente, se encuentran delicados de salud o en proceso de recuperación.

Apuesten independientemente

Asombrada por la poca respuesta de las autoridades de la administración estatal para consolidar el inmueble y mejorar la calidad de los servicios médicos, Aranda Orozco –insistió– en que una prioridad de su gobierno será el de dignificar el hospital para proporcionar calidez a los familiares de internos y otorgar un eficiente asistencia humana del sector salud.

Ana Teresa después de su visita al hospital General del Sur espera el momento de los comicios a donde ve a los poblanos votar independientes para comenzar a poner las bases de una Puebla modelo en todos los sectores.

La administración superior al año –dijo– sí sirve para modificar inmediatamente servicios básicos olvidados por el tirano, porque los poblanos humildes también tienen derecho a ser tratados como los de primera.

El desajuste social poblano donde se nota cada día más la diferencia ante los que menos tienen con los que más recursos tienen, lamentó, tiene una solución casi inmediata si desde el gobierno estatal existieran políticas encaminadas al bien común y no solo dirigidas a sectores financieramente   poderosos para beneficiar a unos cuantos.

“Estamos seguros que Puebla se puede transformar con políticas sociales dirigidas a los que menos tienen en lugar de realizar obras faraónicas. Los millones de pesos encausados a inmuebles o construcciones gigantescas pueden transformar la vida de la otra Puebla que necesita ser dignificada con hechos, no con palabras”.

Aranda Orozco no quita el dedo de la llaga para beneficiar a los poblanos olvidados en este sexenio con políticas sociales justas que sólo se lograrán cristalizar a través de un gobierno independiente que siempre se alejará de todo interés de grupos políticos para trabajar eficientemente.

La candidata independiente puntualiza que los poblanos tienen la capacidad para discernir que es el momento para alejar del gobierno a los partidos políticos que solo se han beneficiado a costa del deterioro de la calidad de vida de la población.