La candidata independiente Ana Tere Aranda Orozco comenzó este domingo una gira bien movida y con muchas energías, desde tempranas horas de la mañana se reunió con simpatizantes en el municipio de Oriental a los que les dijo que una de sus metas es trabajar contra el cáncer de la corrupción y a pesar de que será una gubernatura de un año y ocho meses es tiempo suficiente para girar la mirada hacia los pobres.

Recordó que en 2010 la gente tenía mucha esperanza, "pero ya hoy no pueden haber engañados, ya no podemos seguir escuchando los mismos discursos vacíos. Hace falta un gobierno que no tenga un proyecto personal. Es una gran oportunidad para dar un golpe de timón, pero depende de nosotros".

Insistió en que es momento de demostrar que con una campaña austera el mensaje puede llegar a la gente.

Aranda Orozco agregó que cuando estuvo en en PAN quiso hacer contrapeso pero se dio cuenta de que ese partido por el que luchó ya no tiene los mismo valores: "Yo estoy muy satisfecha porque ser libre no tiene precio. Recuperé la libertad para dar la lucha independiente".

Afirmó que la persecución con Moreno Valle ha sido sorprendente y que entre más perseguida y desatendidas están las personas son más susceptibles a la manipulación.

Tlatlauquitepec

Ya casi a mediodia la candidata se trasladó a Tlatlauquitepec para encontrarse con lideres y simpatizantes de la zona. Ahí les indicó que "la sociedad mexicana está preparada para dejar de estar arrodillada al poder y para eso llegó el movimiento independiente. Somos como los apóstoles de esta nueva democracia".

Aseguró que "los poblanos tenemos agallas, valentía y coraje y por eso el 5 de junio vamos a  convertir la indignación en acción".

Por último aseveró que: "Nuestra campaña disruptiva viene a mostrarle a la gente que sí se puede hacer las cosas diferentes para mover las conciencia y sacudirse a los partidos políticos".