Se encuentra estancado proceso contra siete estudiantes de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) acusados de terroristas por bombazos lanzados a edificios públicos a unas horas de las elecciones federales de 2015.