Dueños de verificentros de Puebla preparan una demanda de amparo en contra de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa),  por la clausura de cuatro establecimientos, al tiempo que se duda de la capacidad de los supervisores.

En entrevista a Intolerancia Diario, el presidente de los verificentros de Puebla, Miguel Espina, refirió que aún están abocados a la búsqueda de la empresa que los va a auditar.

Aclaró que, antes del amparo, primero buscarán a dicha empresa que los audite.

Y es que la dependencia federal, este fin de semana, clausuró 21 líneas de los establecimientos por no estar auditadas como marca la norma, sin embargo, Miguel Espina afirmó que ni siquiera estaban capacitados los supervisores.

Este lunes no hubo supervisiones en ningún verificentro, dijo, al referir que están buscando a la empresa que esté certificada para que sean auditados.

“En las líneas dinámicas debemos de tener verificaciones por una empresa certificada para poder trabajar”, señaló.

-¿Van a defenderse, como por un amparo?

-Primero queremos saber si existe esta tal empresa para auditarnos, sino la encontramos pues vamos a tener que recurrir a un amparo, porque nos atan de las manos.

“De todas maneras cuando encontremos a la empresa que nos va a auditar, vamos a presentar un escrito a la Profepa porque no nos pueden auditar los dinamómetros sino retiramos los sellos”, refirió.
 
-¿Cuándo les dieron la información del cambio no vieron lo de la empresa, no se pudo prever?

-O sea te piden una auditoria, así como piden de otras cosas. Pero te piden una auditoria que era imposible hacer desde el 1 de julio (fecha en que entró en vigor la norma).

“Te piden una vez al mes hacer auditorias de gases, que es para lo que equipos y todos los captadores de las emisiones estén al corriente, pero tienes un mes para hacerlo, del 1º al 30, pero aquí no nos dieron ni cinco horas para hacerlo”, dijo.

“El 1 de julio cambia todo y quieren que ya esté auditado, sin  saber qué empresa audita, pues es imposible”, dijo.

-¿No tenían que haber llegado auditadas?

-No, la empresa que nos vende los dinamómetros está certificada y nosotros las calibramos día a día y nuestro equipo de mantenimiento las checa, pero al momento que nos dicen que tiene que ser una empresa externa, es imposible cumplir con eso.

Señaló que la Profepa tampoco les ha proporcionado un directorio donde buscar a las empresas auditadas.

Indicó que no hay fecha para abrir dichas líneas de los verificentros, por lo que fácilmente va a pasar esta semana.

Dijo que no se ha despedido a ningún colaborador aunque estén cerrados, pero se aprovecha el tiempo para mejorar los establecimientos.

-¿Cómo siente la capacitación de los supervisores de Profepa?

-La verdad la semana pasada fueron a los verificentros y el equipo de mantenimiento les dio una capacitación, les explicó muy brevemente en menos de dos horas como funcionaba.

“Llegan a preguntar cómo funcionan las máquinas, todos los procesos y después empiezan a auditar, pero sin ningún chequeo a las máquinas, solo papeleo (…)”

“No han hecho ninguna prueba, no llevaban ningún instrumento, no han checado si los dinamómetros traían carga, si estaban mal calibrados, si daban bien los resultados, en nada operativo se metieron”, explicó finalmente.

Desde este fin de semana, la Profepa colocó sellos de clausura en las líneas de los Centros de Verificación ubicados en Calzada Ignacio Zaragoza, Avenida 25 Oriente, Bulevar Atlixco y en el municipio de San Martin Texmelucan.