En los últimos cuatro años se desató el robo de hidrocarburos en las regiones de Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco y San Matías Tlalancaleca, y según informes se trata de al menos 15 bandas delictivas, reconoció el diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PR) Ignacio Mier Bañuelos.

En entrevista  señaló que las  15 bandas delictivas quienes se pelean las plazas donde pasan los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), y hasta hace algunos años solamente eran dos bandas las que se dedicaban al robo de hidrocarburo, pero estas se multiplicaron provocando que los ciudadanos vivan en la actualidad con algún tipo de temor.

Opinó que Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco y San Matías Tlalancaleca son algunos de los municipios que deben ser vigilados por las autoridades competentes para erradicar esta problemática.

Consideró urgente que haya una mesa de trabajo en la que participen los presidentes municipales, Fiscalía General del Estado, Secretaría de Seguridad Pública y las autoridades federales, para diseñar estrategias que combatan el robo de hidrocarburo.

Indicó que antes del 31 de julio, presentará un exhorto para concretar esa mesa de trabajo, toda vez que los ciudadanos están viviendo en la zozobra, a raíz de los enfrentamientos que se pudieran dar entre estas 15 bandas delictivas.

Advirtió que en el municipio de Tecamachalco se registran cerca de 15 robos de autos por semana, los cuales son ocupados por los delincuentes para cometer sus fechorías al momento de ordeñas los ductos de PEMEX.

Hay que reconocer que ha crecido de manera exponencial las tomas clandestinas desde hace 4 años. Antes eran dos células delictivas y estas se diseminaron para crecer a más de 15 bandas delictivas que se disputan las plazas, dijo.  

 

Trabajo coordinado

En tanto el presidente de la Comisión de Seguridad, Francisco Rodríguez  Álvarez, consideró que Petróleos Mexicanos y los tres niveles de gobierno tiene que hacer un trabajo sistemático para saber si hay algún seudoempresario que está respaldando el robo de combustible en la entidad poblana.

Expresó que la paraestatal tiene que colaborar en brindar información respecto a las ordeñas clandestinas así como ir clausurando los ductos que ya han sido perforados con el objetivo de que no se incurran a tragedias como la de este martes.

Rodríguez Álvarez advirtió que altos mandos de la paraestatal podrían estar implicados en el robo de combustible debido a que se necesita tecnología de punta para hacer estas perforaciones y que además en horarios específicos es cuando se suscita la ordeña.

El diputado local externó su preocupación ya que las propias comunidades deben denunciar a los delincuentes que se convierten el Robin Hut de sus demarcaciones y con tal de seguir comprando el combustible a mitad de precio terminan encubriendo a los chupaductos.

Precisó que deben existir trabajos de inteligencia para generar acciones más precisas sobre todo en contra de las posibles cabecillas del grupo, debido a que habrá que cerciorarse si hay empresarios el sector formal como gasolineras si en sus flotillas están consumiendo este tipo de hidrocarburos, así  como funcionarios, servidores públicos, funcionarios de la paraestatal y ciudadanos inmiscuidos en el robo de combustible.

Si bien las autoridades de los tres niveles de gobierno hacen si esfuerzo hay que generar información entre todos los actores e incluso con la sociedad, quienes lamentablemente no tienen confianza en la autoridad y habrá que generar los lazos, subrayó el legislador.

Insistió que el combatir este tipo de ilícitos es complejo debido a que en varias ocasiones la misma población está involucrada porque se beneficia del cohecho.

Comentó que el Ejército como los elementos de Seguridad Pública deberán actuar con mucho mayor cautela debido a que se trastocan los derechos e interés de una población abierta, ello a fin de evitar generar conflictos.